Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

En este nuevo artículo del blog te vamos a enseñar todo lo que debes saber de una de las plantas crasas más usadas en decoración interior, el sedum.

Esta especie suculenta, al igual que sus “hermanas” almacena el agua (de riego y de lluvia) en sus hojas carnosas para así nutrirse de ella y florecer adecuadamente.

El sedum no necesita grandes cuidados, por lo que se le considera la planta perfecta para aquellas personas que se inicien en el mundo de la jardinería.

¿Quieres saberlo todo sobre ella?

Si es así, te recomendamos seguir leyendo. A continuación, te enseñaremos cómo se debe cultivar, qué cuidados necesita o qué tipo de plaga y enfermedad puede dañarla.

¡Vamos con ello!

¿Qué es el sedum?

Nombre científico   Sedum praealtum
Nombre común   Sedum
 Familia   Crassulaceae
 Clase   Magnoliopsida
 Origen   México.
 Distribución   Regiones templadas y frías de los dos hemisferios.

El sedum, conocido científicamente como Sedum praeltum, es un género de plantas crasas originario de México. Actualmente, esta vegetación se distribuye por los dos hemisferios, tanto en las zonas templadas como en las regiones frías.

Es una suculenta de gran desarrollo, capaz de crecer más allá del metro de altura. De mantenimiento mínimo y cuidados muy sencillos, resistente y muy duradera.  

Follaje perenne.

Las hojas del sedum son perennes, es decir, se mantienen verdes durante todo el año, incluso en otoño, época en la que el follaje de las plantas se seca y se cae.

Como buena representante de las plantas suculentas, esta especie posee hojas carnosas que almacenan el agua y los nutrientes que necesita para crecer y florecer. Son enteras, planas o cilíndricas.

¿Tiene flores?

Sí, el sedum florece en invierno y en primavera. Sus inflorescencias son por lo general cimosas, con flores hermafroditas, de pétalos blancos, amarillos o rosados y sépalos carnosos.  

Tipos de sedums: cinco grandes clases

Dentro de este género de plantas hay una gran variedad de especies muy diferentes entre sí. Todas ellas son perfectas para principiantes en el mundo de la jardinería, pues no necesitan muchos cuidados.

Además, estéticamente son muy vistosas.

A continuación, te mostraremos las cinco grandes clases de sedum. Aprenderás las características más importantes que seguro te inspirarán a la hora de decorar tu casa.

Sedum rubrotinctum

Sedum de origen mexicano, ideal para plantar en maceta.

Pequeño, de porte más bien rastrero (hasta 20 cm de altura). Sus hojas son cilíndircas y carnosas, de color verde claro, pero con la punta rojiza. Ésta es su característica más destacada.

Florece en primavera y sus flores son amarillas.

Debe ubicarse a pleno sol, aunque sí es verdad que tolera ubicaciones a semisombra. Debes saber que, si no se coloca en un lugar bañado por el sol, sus hojas no tendrán ese color rojizo tan bonito.

Riegos regulares en verano, mezcla de tierra (arena, mantillo de hojas y tierra de jardín) y sin necesidad de poda.

Sedum reflexum

Sedum reflexum, conocido comúnmente como Uña de gato, es una planta silvestre con una cierta importancia ornamental. Es una de las plantas de este género más pequeñas, pues crece hasta los 30 cm de altura (aproximadamente).

Sus hojas, a diferencia de otros sedums, son muy estrechas. Presentan una tonalidad verde-grisácea y son menos crasas que las demás (debido a su tamaño).

Florece en mayo y desarrolla unas flores diminutas de color amarillo.

Este sedum tiene un crecimiento rápido y es capaz de llenar el espacio en muy poco tiempo. Por ello, se recomienda cultivar cada planta a una distancia prudencial de las otras.

Resiste bien las heladas, la salinidad, puede desarrollarse en suelos pobres o pedregosos. Es por tanto, una especie rústica y muy resistente.

Sedum morganianum

El Sedum morganianum o burrito, presenta un porte erecto que se vuelve colgante a medida que pasan los años. Desarrolla unos tallos de aproximadamente 40 cm de longitud.

Sus hojas, al igual que las demás plantas de este género, son suculentas, pues almacenan el agua y los nutrientes que necesita para sobrevivir. En forma de lanza, crecen muy juntan y tienen una especie de bello de color verde-azulado.

Florece a finales de primavera y las flores son de color rojo o rosa.

El sedum morganianum se emplea en decoración de interior o exterior, por lo que se suele plantar en macetas o jardineras colgantes.

Ubícalo a semisombra (tolera pleno sol, pero prefiere zonas más sombrías), usa una tierra que drene bien el agua y riégalo regularmente en primavera y verano.

Sedum acre

Sedum de origen europeo (espontáneo de la Península Ibérica), conocido comúnmente como Pampajaritos o Pan de cuco. De porte pequeño, con tallos rastreros en la base y erectos en la parte superior.

Suele crecer hasta los 20 o 30 cm de altura.

Sus hojas son pequeñas, carnosas y con la cara superior casi aplanada. Florece en primavera y desarrolla unas pequeñas flores con forma de estrella y con cinco pétalos de color amarillo vivo.

Sedum perfecto para ormanentar muros o jardines.

Sedum sieboldii

Sedum que se caracteriza por su porte colgante y su gran tamaño. Esta especie incluida en el género que hoy te traemos, destaca por la elegancia de sus tallos, unos tallos que pueden llegar a medir más de un metro de longitud.

De follaje perenne y hojas crasas que almacenan el agua y los nutrientes que necesita para crecer y florecer. De color gris-azulado, redondas y con el borde dentado rojizo.

Florece en otoño y sus flores rosas, estrelladas, crecen en corimbos terminales.

Este tipo de sedum es perfecto para plantar en macetas colgantes, tanto en interior como en exterior.

Cultivo del sedum

El cultivo del sedum se puede realizar por esquejes o por semillas.

  • Multiplicación por esquejes: la mejor temporada es entre mayo y junio. Para ello, cortaremos los tallos sobre 10 cm y descartaremos las hojas más bajas. Dejaremos secar el corte durante una semana para que cicatrice y luego plantaremos el esqueje en un compost formado por arena y turba. Mantendremos el sustrato húmedo y situaremos la maceta en una zona con temperaturas suaves (entorno a los 15⁰C). En caso de duda, en uno de nuestros artículos anterior puedes consultar cómo hacer esquejes.
  • Multiplicación por semillas: esto se realizará en enero y marzo, distribuyendo dos partes de arena fina y un< de sustrato dejando 2 cm entre borde de la maceta y el terreno. Con un pulverizador, mojar la tierra y cubrir el recipiente con un papel film para evitar que se seque. Retirar el film cada día para revisar el nivel de humedad. Ubicaremos el recipiente en una zona a 15 ⁰C . Cuando germine, realizaremos el trasplante con mucho cuidado.

Cuidados del Sedum

Aunque el sedum es una planta de mantenimiento mínimo, muy resistente y rústica, no está de más que la mimemos todas las semanas. Con que le dediques unos pocos minutos, podrás lograr un crecimiento espectacular y una floración muy bella.

Por lo general, todas las especies que conforman este género de suculentas, necesitará una ubicación a plena luz (durante todas las estaciones del año). Además, las temperaturas deben ser suaves, pues no tolera el frío.

Riegos moderados, sólo cuando el sustrato esté seco.

Al igual que la mayoría de plantas que hemos analizado en este blog, el sedum no tolera los encharcamientos de agua, por lo que te recomendamos que antes de echar agua de asegures que la necesite.

Se debe trasplantar de forma periódica, cuando las raíces ya hayan ocupado todo el espacio disponible o si éstas han cambiado de color. Para ello, corta las raíces en mal estado y usa una mezcla de compost y perlita.

Una vez trasplantada, espera una semana para regarla.

El abono debe hacerse cada cuatro semanas con un abono líquido diluido en el agua de riego. Si tienes dudas, te recomendamos encarecidamente que vayas a un centro de jardinería especializado para que te asesores.

Mejor no hacer nada a hacerlo mal.

Plagas y enfermedades del Sedum

El sedum, al ser una planta suculenta, no suele verse atacada por plagas. SI hay una peste que la ataque, es la cochinilla, un insecto que se alimenta de su savia y daña sus hojas.

Puede estar afectado por diversas enfermedades relacionadas con un mal cultivo. Lo más habitual es la pudrición de las raíces debido a un exceso de agua o el marchitamiento de las hojas como consecuencia de las corrientes de aire frío.

Resumen
Sedum, la planta de múltiples formas
Nombre
Sedum, la planta de múltiples formas
Descripción
El sedum es una de las plantas suculentas más populares. Destaca por sus usos ornamentales y su mantenimiento sencillo. Aquí encontrarás todo sobre esta especie.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo