Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Paniculata: Todo lo que necesitas saber sobre la planta con más estilo
5 (100%) 72 votes

Esta semana os traemos una nueva entrega de nuestra ficha de plantas. Se trata de una planta muy utilizada para usos ornamentales como jardines y principalmente en el mundo de la floristería. Se ha convertido en la flor tendencia por excelencia para eventos y sobretodo para bodas, hablamos de la paniculata.

Su flor de pequeño tamaño hace de ella una planta muy combinable con otras especies de flores grandes aportando una gran luminosidad, por ejemplo, como complemento de arreglos florales.

Si quieres descubrir más ¡sigue leyendo!

Paniculata: Que es y qué características tiene

 

 

Nombre científico Gypsophila paniculata
Nombre común paniculata, velo de novia, gisófila y nube
Clase Magnoliopsida
Familia Caryophyllaceae
Género Gypsophila
Origen Se trata de una especie perenne de origen silvestre originaria de Europa Central, norte de África, Siberia y Asia Central.

 

La paniculata, también conocida como velo de novia o nube, es la especie más conocida de la Gypsophila. Es una planta de entre unos 90 y 120 cm muy ramificada, y compuesta por ramilletes de pequeñas flores dispuestas en panículas de color blanco de entre 3-10 mm de diámetro con cinco pétalos.

kit-motosierra-juguete

Sus hojas son opuestas, de punta de lanza y de color verde de unos 7 cm aproximadamente. Se trata de una planta herbácea, que muere durante las estaciones en las que no florece, en este caso, en invierno. Como suele ocurrir con este tipo de plantas, el tallo de la paniculata es leñoso, consta de ocho ramificaciones y experimenta un crecimiento recto y rígido. Sus raíces, en forma de radio están formadas por una raíz vertical de donde nacen numerosas raíces que miden entre 1-2 metros aproximadamente y pueden alcanzar hasta los 3 cm de grosor.

La paniculata florece durante los meses de verano, es una planta que necesita una gran cantidad de luz y un clima seco para favorecer su crecimiento. Es muy sensible a las temperaturas bajas y en climas tropicales se cultiva casi durante casi todo el año a excepción de la temporada invernal.

El cultivo de la paniculata: ¿Qué cuidados necesita?

La paniculata, como comentamos anteriormente, necesita estar expuesta a grandes cantidades de luz solar para que se lleve a cabo su floración correctamente. Lo adecuado es, aproximadamente, entre 12-18 horas de exposición solar. Además, tendría que ir acompañado de altas temperaturas que no excedan de los 35 ºC, cuanto más alta sea la temperatura antes se desarrollará la floración.

La luz artificial también es necesaria en ciertos períodos como la inducción y la iniciación floral. Se suele aplicar a partir de la tercera o cuarta semana después de la plantación.

El cultivo de la paniculata se lleva a cabo mediante esquejes de entre 7 y 10 cm que proceden de la planta madre, con tres pares de hojas. A continuación, se introducen en arena durante los meses de verano con riego continuo para mantener un nivel de humedad constante.

 

Para llevar a cabo el cultivo de la paniculata, puedes emplear diversas técnicas, como:

  • Plantación: Lo ideal sería realizarlo en camas de entre 0,90-1 m de ancho con una separación aproximada de entre 0,4-0,5 m entre ellas. El sistema más utilizado es a tresbolillo dejando una separación entre cama y cama.
  • Despuntado: Este sistema consiste en el realizar un corte de unos 2 cm de longitud en el extremo superior del tallo, pasadas unas 7-8 semanas desde su plantación y cuando la paniculata alcanza unos 15-20 cm de altura.
  • Desbrotado: Consiste en eliminar todos los brotes que sean más delgados y que crecen en tallos que no son los principales. Se recomienda realizar esta acción aproximadamente unas 2-3 semanas después de realizar el despuntado.
  • Enturorado: El enturorado es una técnica que se utiliza con el fin de conseguir tallos rectos y plantas sanas. Consiste en la creación de una estructura para guiar a los tallos y facilitar el crecimiento de la planta. Se recomienda colocar la estructura cada 3m a lo largo de las camas y en las cuáles se sujetan mallas de 5cm de lado.
  • Poda: La poda de la paniculata debe realizarse una vez terminada la cosecha de flores. Debe ser completa para favorecer una nueva floración. Se recomienda también realizar un tratamiento con fungicidas para evitar la propagación de enfermedades.

 

Problemas a los que se enfrenta

La paniculata resulta una especie sensible a la proliferación de plagas y enfermedades. Para estar prevenidos, presta atención a algunas de las plagas y enfermedades más frecuentes:

Plagas

  • Pulgón: Insectos de los que ya os hemos hablado en varias ocasiones en el blog. Suelen aparecer en condiciones de bajas temperaturas. Se alimentan de savia por lo que pueden provocar daños como la debilitación y el amarilleamiento de las hojas hasta provocarles la muerte. De otro modo, al segregar melaza pueden producir daños ya que es donde se instala el hongo negrilla.
  • Mosca Blanca: Es un insecto que aparece cuando las temperaturas alcanzan los 25 ºC. Los síntomas más frecuentes suelen ser la aparición de manchas amarillas y el marchitamiento de las hojas.
  • Minador de la hoja: Se trata de un insecto que con sus propias larvas forma minas en las hojas a la vez que se alimentan. Causando daños en el aspecto de la planta, y además provocando la caída de las hojas.
  • Gusanos aéreos: La proliferación de esta plaga suele aparecer con más intensidad durante los meses de otoño. Provocan daños en las hojas como mordeduras.
  • Gusanos de suelo: La proliferación de esta plaga afecta al sistema radicular y al cuello de la paniculata.
  • Trips: La aparición de este insecto provoca manchas de aspecto blanquecino en las hojas provocando un aspecto plomizo y con motas negras alrededor.
  • Araña Roja: Este insecto es muy frecuente que aparezca cuando disminuyen los niveles de humedad. Se manifiesta en forma de pequeñas pintadas amarillentas deformando la hoja y provocando finalmente su caída. Es posible ver también pequeñas telarañas en el envés del limbo foliar.

bolsa-de-deporte-husqvarna

Enfermedades

  • Rhizoctonia solani: Se trata de un hongo que se desarrolla a temperaturas de entre 15- 20 ºC y que afecta principalmente al cuello de la planta provocando que se pudra.
  • Erwinia herbicola: Se trata de una bacteria que produce agallas en las raíces y corona de la paniculata. Además es de propagación rápida, pudiendo afectar a los esquejes en cuestión de días.
  • Oidio: Esta enfermedad se desarrolla en condiciones de clima seco y temperaturas de entre 20-25 ºC. Podemos identificarla a través de manchas blancas redondeadas en la parte superior de la hoja que luego se vuelven amarillas. Se extienden desde las hojas más antiguas hasta las más jóvenes provocando que se sequen y finalmente se caigan.
  • Fusarium: En este caso se trata de un hongo que avanza desde las raíces hasta la parte superior. Las raíces permanecen sanas hasta que la enfermedad avanza provocando que las raíces se pudran y que la planta se rompa por el cuello, quedando parte de esas raíces en la tierra. En estados avanzados, el tallo se muestra agrietado por la parte exterior.
  • Pythium aphanadermatum y Pythium ulimun: Se trata de dos hongos que suelen aparecer en las primeras etapas de crecimiento y durante la época de trasplante provocando un envejecimiento de la planta.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya servido para conocer algo más y te animes a incorporar la paniculata a tu jardín.