Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Si tienes un jardín o un huerto es muy probable que lo que te contemos hoy no sea un tema desconocido para ti. En este nuevo artículo de jardinería hablaremos de la mosca blanca y sus efectos en los cultivos.

Como quizás ya sepas, este tipo de mosca es uno de los insectos más habituales en las plantaciones y puede tener consecuencias muy negativas en nuestras plantas.

Esta plaga succiona la savia de la vegetación provocando enfermedades en nuestros cultivo o jardín.

En este post te enseñaremos a identificar la mosca blanca, te explicaremos qué efectos causa y te mostraremos cómo eliminarla. Un estudio completo que seguro te servirá de ayuda, sobre todo si tu huerto ya ha sufrido el ataque de esta plaga.

¿Empezamos?

¿Qué es la mosca blanca?

La mosca blanca, conocida científicamente como Aleyrodidae, es un grupo de insectos homópteros causantes de importantes daños en huertos o jardines. Es una de las plagas más habituales en cualquier tipo de cultivo.

Es un insecto con dos alas y un tamaño -cuando es adulto- de unos 2 mm. Las hembras son más grandes que los machos. Debe su nombre al polvo céreo de color blanco con el que está cubierto.

Este tipo de plaga tiene un aparato dental con doble función -picar y chupar- muy versátil y con el que aprovechan para atacar a un gran número de plantas diferentes.

Su cuerpo se divide en cabeza, tórax y abdomen.

¿Dónde se encuentra la mosca blanca?

Este insecto es muy fácil de identificar una vez que ya es adulto, pues sus alas de color blanco son visibles a simple vista. Sin embargo, no está de más saber identificarlos cuando aún son huevos.

Pues bien, esta plaga deposita sus huevos en el envés de las hojas y lo hace en “grupitos”. Son de tamaño reducido y su forma es oval o piramidal.

Los huevos están en contacto directo con la planta por lo que se ayudan del agua y los nutrientes de las hojas para sobrevivir.

¿Cómo ataca la mosca blanca?

En el envés de las hojas de la planta es el lugar donde comienza su ataque.

Este insecto succiona la savia de las hojas gracias a su aparato dental de doble función. A la vez que succiona, segrega una especie de melaza que provoca la aparición de hongos (negrilla), bacterias y otros insectos.

La mosca blanca es, por tanto, un doble enemigo.

Aparecen cuando el clima le es propicio, es decir, cuando las temperaturas son cálidas. Sus épocas favoritas son el verano y la primavera, periodo en el que hace más calor.

Enfermedades que puede transmitir

Para saber si tus cultivo está afectado por esta plaga, fíjate en lo siguiente:

  • Dado que se alimenta de la savia y los nutrientes de las hojas, verás que estas partes sufren cambios de color (manchitas o puntitos). Si el ataque se prolonga en el tiempo, la hoja termina por secarse y caerse.
  • Otro efecto que se puede ver a simple vista es que a la vez que decoloran las hojas, también pueden provocar deformaciones en las mismas.
  • Estas partes aéreas de la planta también se encontrarán recubiertas por una especie de líquido brillante y pegajoso, síntoma claro del ataque del ataque de esta plaga.
  • Aparición de otros insectos como hormigas. Éstas se ven atraídas por esa melaza que segrega en las hojas.

Como ves, sus efectos se pueden son totalmente visibles, por lo que es relativamente “sencillo” identificar esta plaga. Sin embargo, pese a su fácil identificación, su erradicación ya no lo es tanto.

¿Cómo eliminar la mosca blanca?

Es una de las plagas prolíferas capaz de extenderse por todo un cultivo si no se toman a cabo las medidas oportunas.

Como con otras plagas ya analizadas en este blog, no hay mejor defensa que la prevención para poder tomar control sobre la salud de nuestra planta. ¿Y cómo se previene la aparición de estos insectos? Pues de la siguiente manera:

  1. Depredadores naturales: una medida preventiva muy común es mantener alrededor de la planta a los depredadores naturales. Entre ellos, destacamos las mariquitas, las libélulas o los colibrís.
  2. Acolchar: otra medida habitual para evitar la aparición de esta plaga es acolchar a principios de la temporada, sobre todo si se plantan tomates o pimientos. Realiza un mantillo reflectante, así no lograrán encontrar las plantas para depositar los huevos.
  3. Revisiones periódicas: comprueba de forma frecuente el envés de las hojas por si hubiese huevos o moscas.

Si la prevención falla, es momento de pasar a la acción y emplear tratamientos específicos con algún tipo de productos.

Productos que pueden erradicar de forma eficaz los daños de esta plaga

Ante este tipo de plagas debemos tomar el control sobre nuestra planta. Para ello podemos utilizar estos tres tipos de productos:

  1. Manual: la forma de eliminar la mosca sin dañar nuestras plantas es hacerlo manualmente, siempre y cuando sea un huerto pequeño y el número de insectos sea bajo. Es la técnica menos dañina y la que más paciencia va a requerir por tu parte.
  2. Jabón potásico: con este producto el esqueleto de los insectos queda reblandecido y por consiguiente se debilitan y muere. El jabón potásico es natural e inocuo para nuestra salud.
  3. Aceite de neem: se suele usar después de echar el jabón potásico. Es un insecticida natural que se extrae del árbol de neem.

Y si todo falla, lo mejor es que acudas a un centro especializado para que puedan ayudarte y aconsejarte el mejor tratamiento.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya servido de ayuda a la hora de enfrentarte a la mosca blanca y sus efectos negativos en tus cultivos.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Resumen
Identificar y erradicar la mosca blanca, la plaga de los cultivos
Nombre
Identificar y erradicar la mosca blanca, la plaga de los cultivos
Descripción
Artículo de jardinería en el que mostramos qué es la mosca blanca, como afecta a los cultivos y qué técnicas de erradicación existen en la actualidad.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo