Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Kumquat, el árbol de las naranjas enanas
5 (100%) 102 vote[s]

Estarás de acuerdo con nosotros en que los árboles frutales quizás sean las especies más cultivadas en cualquier jardín particular. Y como bien sabrás, esto se debe a los frutos que desarrollan (en su mayoría comestibles).

Pues bien, hoy volvemos con una ficha de plantas en la que detallaremos las características principales de uno de estos árboles, el kumquat o naranjo chino. Este arbusto perennifolio se emplea en la ornamentación de jardines, pero, sobre todo, se utiliza para tratar alguna enfermedad o afección.

¿Por qué? Porque sus frutos cuentan con propiedades saludables.

En este nuevo artículo del blog, analizaremos no sólo las características del árbol, también explicaremos cuáles son sus propiedades y para qué se usa. Además, explicaremos su cultivo, las tareas que se deben llevar a cabo para que se desarrolle adecuadamente y los problemas que puede sufrir.

¿Empezamos?

Kunquat: Qué es, qué características tiene

Nombre común: Kumquat, naranjo enano, naranjo chino

Nombre científico: Kumquat

Clase: Magnoliopsida

Orden: Sapindales

Familia: Rutaceae

Género: Fortunella

Origen: Género de árboles y arbustos frutales originario de China e introducidos en Europa en el siglo XIX.

Distribución: Dado su inclusión en Europa, actualmente estos árboles se cultivan en el sur de este continente. Además de en China, también hay plantaciones en algunas áreas de EEUU, Argentina, México y Brasil.

Las características principales del kumquat

kumquat-fruto

Kumquat es el nombre por el que se conocen a los árboles frutales del género Fortunella. Estas especies pertenecen a la misma familia de las rutáceas (cítricos).

Se trata de pequeños árboles o arbustos de follaje perennifolio y crecimiento lento. Pueden alcanzar varios metros de altura, pero en general miden aproximadamente 4-5 metros. Están densamente ramificados, sus ramas son angulosas, lisas y en muchas ocasiones, espinosas.

Sus hojas tienen forma de lanza.

Son perennes, es decir, se mantienen en el árbol durante todo el año, incluso en la época de seca (otoño e invierno). Presentan un ápice redondeado, una base cuneada y tienen un margen superior con dientes redondeados (crenulados).

Son de color verde brillante en el haz y de un tono más pálido en el envés.

Las flores de los kumquats son axilares y se pueden desarrollar de manera solitaria o en racimos (inflorescencias) de 1 a 4 flores. De color blanco, son flores flagrantes.

Pero, si por algo se conoce a estos árboles, es por su fruto.

Éste, es una baya carnosa con forma alargada y pequeño tamaño (suele medir entorno a los 4 cm). Está cubierto con una piel fina y aromática de color naranja. Su pulpa está segmentada y, además, es ligeramente ácida.

Se desarrollan a principios de otoño y maduran a finales de esta estación. Se les conoce comúnmente como naranjas chinas, naranjas enanas o directamente toman el nombre del árbol, kumquats.

Algunas especies de kumquat

El género Fortunella abarca una serie de variedades importantes y destacadas, pero, las clases de kumquat más comunes son las siguientes:

  • Kumquat “Meiwa”: es el árbol que cuenta con frutos grandes y alargados. Científicamente lleva el nombre de Fortunella crassifolia. Es la variedad que resiste el frío y la más consumida en Oriente.
  • Kumquat “Marumi”: árbol con frutos redondeados. Se le conoce como Fortunella japonica y es muy sensible a las bajas temperaturas.
  • Kumquat “Nagami”: la variedad más extendida en Europa (Fortunella margarita). Sus frutos son alargados y de pequeño tamaño.
  • Kumquat “Hong Kong wild”: es el árbol que se cultiva en Hong Kong, de ahí su nombre.

¿Para qué se usa el kumquat? Información nutricional y aplicaciones de esta planta

zumo-de-kumquat

Como muchas otras especies que hemos analizado en este blog, el kumquat es un árbol con aplicaciones no sólo ornamentales, también medicinales. Sus propiedades lo convierten en la planta perfecta para ello y su fruto es la principal razón de esas cualidades.

Composición del kumquat, un fruto con numerosas propiedades

Las naranjas chinas presentan la composición química (por cada 100 gramos) que se recoge en la siguiente tabla:

NutrienteValor
Calorías71.0 kcal
Agua80 g
Hidratos de carbono16 g
Proteínas1,88 g
Grasa total0.86 g
Ceniza0.52 g
Fibra6.5 g
Azúcares totales 9.36 g
Vitamina C43.9 mg
Vitamina B10.037 mg
Vitamina B20.09 mg
Vitamina B30.429 mg
Vitamina B50.208 mg
Vitamina B60.035 mg
Colina8.4 mg
Folato17 mcg
Vitamina A15 mcg
Vitamina E0.15 mcg
Calcio62 mg
Hierro0.86 mg
Magnesio20 mg
Fósforo19 mg
Potasio186 mg
Sodio10 mg
Zinc0.17 mg
Cobre0.095 mg
Manganeso0.135 mg

Las aplicaciones de este árbol

El kumquat es un árbol muy empleado en la ornamentación. Sus flores perfumadas y su precioso color naranja cuando desarrollo los frutos, lo convierten en una opción ideal para la decoración de jardines y espacios públicos.

Pero, el uso principal del kumquat radica en las aplicaciones medicinales.

Las naranjas chinas son un alimento útil para reforzar el sistema inmunológico y mantener nuestro cuerpo más depurado y libre de toxinas. Además, el ácido cítrico que aporta, ayuda a combatir los elevados niveles de ácido úrico.

Los beneficios que aportan las diferentes vitaminas, lo convierten en un fruto antioxidante. Su consumo es adecuado tanto para los adultos, deportistas y jóvenes, como para los niños y las personas mayores.

El cultivo de kumquat: Sus requisitos y necesidades

El kumquat es un árbol muy sencillo de cultivar por lo que no requiere tanto mantenimiento

macetas-planta ni tantos cuidados. Se trata de un arbusto de pequeño tamaño perfecto para plantar en macetas ubicadas en las zonas soleadas del jardín.

Debido a su lento crecimiento, necesitará tu ayuda para desarrollarse y lo que debes saber es lo siguiente:

  • Es un árbol de clima subtropical que crecerá mejor en áreas cálidas y soleadas. No tolera la sequía ni las heladas, pero a diferencia del naranjo común, puede sobrevivir mejor a las bajas temperaturas.
  • Aunque la ubicación perfecta es la bañada por el sol, el kumquat también puede desarrollarse en zonas de semisombra.
  • El mejor suelo es el que se encuentre húmedo en todo momento, con una textura arenosa o arcillosa. Y como muchas otras especies, crecerá mejor en terrenos fértiles, ricos en materia orgánica y bien drenados.
  • Los riegos deben ser constantes para mantener el suelo húmedo. No tolera los encharcamientos, por lo que es mejor regar de menos que de más. La cantidad de agua suministrada debe aumentar en la época de sequía (verano).
  • Se recomienda el trasplante. En caso de que haya plantado de una maceta, es aconsejable cambiarlo a una de mayor tamaño. Hazlo a finales de primavera o a principios de verano.
  • Al tratarse de una planta de crecimiento lento, se multiplica mejor por injertos o esquejes que por semillas.
  • Con mucho cuidado, se le pueden aplicar insecticidas o fungicidas comerciales para que crezca con más vigor. En este caso y cuando se tengan dudas, siempre es mejor pedir consejo a un profesional.

Como ves, el kumquat no requiere muchas tareas de mantenimiento ni demasiados cuidaos. Con prestar atención a lo que hemos detallado, sería suficiente.

Y si te surge algún problema o tienes alguna duda, lo mejor será que acudas a un centro de jardinería para que te puedan ayudar.

¿A qué problemas se puede enfrentar? Enfermedades, plagas o un mal cultivo

pulgones

Y llegamos a la parte más temida por cualquiera que tenga un jardín.

El kumquat es un árbol rústico, resistente y que no necesita grandes cuidados para desarrollarse. Pero pese a esto, no está exento de sufrir enfermedades, plagas o las consecuencias de un mal cultivo.

Hagas lo que hagas por tu árbol, en algún momento de su vida, tendrá algún problema. Pues bien, para que puedas enfrentarte a ello, no está de más que sepas lo siguiente:

  • Minador de los cítricos: es una de las plagas más comunes. Es un pequeño insecto lepidóptero cuyas larvas atacan a las hojas jóvenes creando galerías. Por consiguiente, se produce una pérdida de la masa foliar, lo que se traduce en una reducción del crecimiento y de la cosecha.
  • Mosca blanca: es un organismo que se alimenta de la savia de las hojas. Segregan una sustancia conocida como melaza que ocasiona la imposibilidad de realizar la fotosíntesis.
  • Mosca de la fruta: es la que ataca a los árboles frutales. Los daños se producen en los frutos. La mosca pica las naranjas, deposita en ellas sus larvas y una vez que éstas eclosionan, se alimentan de la pulpa.
  • Pulgones: nuestros viejos amigos. Insectos que succionan la savia del árbol y lo debilitan por completo.
  • Alternaria alternata: es una de las enfermedades más habituales del kumquat. Produce una fuerte defoliación, necrosis en las hojas y los tallos jóvenes.

 

Resumen
Kumquat, el árbol de las naranjas enanas
Nombre
Kumquat, el árbol de las naranjas enanas
Descripción
Ficha de plantas en la que se analizan las características, propiedades y usos del kumquat. Además, se recogen sus necesidades de cultiva y los problemas que puede sufrir.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo