Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Kokedama, el arte floral japonés
5 (100%) 51 votes

Hoy en el blog oficial de Husqvarna queremos ponernos tradicionales, tanto que te vamos a hablar de un arte floral japonés llamado kokedama que tiene más de 500 años de antigüedad, y que muchos consideran el hermano del arte de la creación de bonsáis.

Además, los kokedamas están muy de actualidad debido a que lo tienen todo para triunfar en las tendencias de decoración: Son muy vistosos, elegantes, bonitos y, además, fáciles de hacer.

En el artículo de hoy te vamos a contar qué son los kokedamas, qué materiales necesitas, te vamos a explicar cómo hacer uno paso a paso y, por último, te vamos a dar consejos sobre sus cuidados.

¿Qué es un kokedama?

Kokedama viene de dos palabras en japonés: Koke, que significa “musgo“, y Dama, que significa “bola“, y es precisamente eso, es un arte que consiste en encerrar plantas de crecimiento lento en bolas de sustrato y musgo para que puedan desarrollarse sin maceta.

Como te comentábamos en la introducción de este artículo, el arte de las kokedamas llega realizándose en Japón desde hace más de 500 años y no es sólo por su belleza, ya que, según cuentan sus practicantes, les ayuda a tener una casa que esté más en contacto con la naturaleza, además de tener muchos beneficios al  ser una actividad muy relajante, llegando a afirmar que tiene componentes muy beneficiosos para la actividad cerebral.

bolsa-de-deporte-husqvarna

El catálogo de plantas con las que puedes hacer un kokedama es muy amplio, pero desde aquí te recomendamos que sean plantas de crecimiento lento y que necesiten un aporte de humedad constante para que el kokedama aguante el máximo tiempo posible.

Por ello no te recomendamos que utilices cactus o plantas crasas para hacer un kokedama ya que, aunque es una especie de crecimiento lento, tendrás seguramente problemas de pudriciones ya que la bola de musgo mantiene muy bien la humedad.

Por otro lado, tampoco te recomendamos otras especies que sí que se llevan bien con la humedad, tales como los kalanchoes, ya que su crecimiento más elevado tanto en sus ramas como en sus raíces hará que necesites rehacer el kokedama cada poco tiempo.

¿Cada cuánto tiempo tendré que rehacer el kokedama?

Depende enteramente de la construcción y la especie de planta que introduzcas en el kokedama, estas serán las dos cualidades de las que dependerá la duración del mismo.

El tiempo puede ir de un máximo de un año hasta un mínimo de tres meses.

kokedama-solo

Materiales para hacer un kokedama

Para hacer un kokedama de la forma más sencilla necesitarás muy pocos materiales, tan sólo:

  • Turba o sustrato univeral.
  • Akadama, que es el sustrato arcilloso que se utiliza en bonsáis.
  • Musgo o fibra de coco.
  • Una bolsa de plástico.
  • Agua.
  • Hilo o cordón.

Con esto y un máximo de una hora de tiempo lo tienes todo listo para hacer un kokedama increíble.

Creando un kokedama paso a paso

A continuación te describimos de forma breve los pasos que deberás llevar a cabo:

  • Paso 1: Mezcla la turba y el akadama en un recipiente. La proporción debe ser 3 partes de turba por 1 de akadama. Es muy importante que amases bien para que la mezcla sea lo más homogénea posible.
  • Paso 2: Ve añadiendo agua poco a poco y sigue amasando. Deberás parar de añadirla cuando la mezcla esté lo suficientemente compacta como para no desmenuzarse.
  • Paso 3: Saca la planta de la maceta con cuidado.
  • Paso 4: Añade algo de la mezcla de turba, akadama y agua para hacer una primera capa de sustrato y reserva.
  • Paso 5: Pon la bolsa de plástico extendida y añade más mezcla de turba, akadama y agua.
  • Paso 5: Haz una forma de vasija con esta mezcla. En el agujero interior pondremos la planta con el sustrato que reservamos en el paso 4.
  • Paso 6: Introduce la planta en el hueco de la vasija de mezcla de sustrato que hiciste.
  • Paso 7: Dale la forma más redondeada posible con tus manos.
  • Paso 8: Envuelve con la bolsa de plástico la forma que acabas de realizar y termina de darle una forma redondeada, te resultará mucho más fácil.
  • Paso 9: Extiende el musgo y humedécelo con agua, mejor en spray.
  • Paso 10: Envuelve el kokedama con el musgo. Los pasos 9 y 10 si no tienes musgo puedes hacerlo con fibra de coco igualmente.
  • Paso 11: Ya sea con el hilo o con el cordón, da vueltas al kokedama y ata o cose el final.
  • ¡Ya lo tienes!

kokedama-2

Algunos consejos útiles para cuidar tu kokedama

Como ves, hacer un kokedama es mucho más sencillo de lo que pensabas en un primer momento, por eso queremos ofrecerte algunos consejos:

¿Qué tipos de plantas me aconsejas para hacer mi kokedama?

Entre las plantas más recomendadas están los bonsáis, como no podía ser de otra manera, ya que se adaptan a la perfección a esta técnica.

También puedes usar el palmito, la chamadorea, el philodendro, la azalea, la erica, el ficus gingseng, los helechos, el espatifilium o el crotón.

No te recomendamos el kalanchoe, los cactus, las suculentas o las plantas de exterior.

Riego del kokedama

El principal cuidado del kokedama es el riego que, aunque depende del tipo de planta, época del año y la exposición, si tenemos en cuenta una planta con unas necesidades de agua normales y que el kokedama estará viviendo en el interior de la casa, te recomendamos que lo riegues una vez cada dos semanas en invierno, y una vez a la semana en verano.

Para el proceso del riego lo tienes muy sencillo: Siempre usa la técnica de la inmersión. Ya sabes:

  • Introduce la bola de musgo en agua más o menos hasta la mitad de la bola.
  • La dejas durante unos 10 minutos.
  • Posteriormente la dejas escurrir (¡nunca la aprietes para escurrir el agua!).
  • La vuelves a depositar o a colgar donde estaba.

Poda del kokedama

Las plantas tipo bonsáis, como es nuestro caso, tienen unos cuidados de poda muy específicos si quieres que te dure lo máximo posible. Intenta eliminar hojas y ramas muertas e ir controlando el crecimiento de la planta con pequeños cortes ya que, cuanto mayor sea la planta, mayor será el kokedama.

Algunos consejos más:

También te recomendamos que:

kit-motosierra-juguete

  • El kokedama no tenga exposición directa al sol, pero sí indirecta a la luz. Así conseguirás mantener la humedad por más tiempo y evitar sequedad y pudriciones.
  • Debes girar el kokedama para evitar que la planta vire hacia los rayos solares.
  • Siempre puedes realizar abonado mezclando el abono líquido al agua de riego.
  • Nunca aprietes con las manos la bola de musgo.
  • Si tienes que manipular la planta (por ejemplo, para regarla), siempre debes sujetarla desde la bola de musgo, no desde el tallo de la planta.

¿Te animas a crear tu propio kokedama?

Resumen
Kokedamas paso a paso: ¡Descubre este arte!
Nombre
Kokedamas paso a paso: ¡Descubre este arte!
Descripción
Los kokedamas están presente en Japón desde hace más de 500 años, hoy te enseñamos paso a paso como crear uno de una forma rápida y sencilla, ¡no te lo pierdas!
Autor
Nombre de autor
Husqvarna
Logo