Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Cuidados del kalanchoe: Descubre como debes cuidarlo
5 (99.81%) 1076 vote[s]

¿Tienes un Kalanchoe y no sabes cuándo se riega? ¿Desconoces cómo se abona? ¿O la luz que necesita? Si es así, estás en el artículo correcto.

Volvemos un día más con un post de jardinería pensado en esas personas que tienen en su propiedad un Kalanchoe. Hoy, te enseñaremos los cuidados básicos que necesita esta planta crasa tan decorativa para sobrevivir y crecer adecuadamente. Además, detallaremos cuáles son las plagas a las que se puede enfrentar.

¿Empezamos?

¿Qué es un Kalanchoe y cuáles son sus características principales?

Aunque en este artículo del blog nos vamos a centrar el analizar los cuidados que necesita un Kalanchoe, no está de más que detallemos qué es esta planta y cuáles son sus características más importantes.

Pues como bien dice el refrán, “no se empieza una casa por el tejado”.

Nombre científico   Kalanchoe blossfediana
Nombre común   Calanchoe, Kalanchoe, Kalancoe
 Familia   Crassulaceae
 Género   Kalanchoe
 Origen   Europa, Asia y África (Viejo Mundo)

El calanchoe es una planta crasa que se caracteriza por presentar hojas carnosas cuya función principal es la de almacenar agua y nutrientes. Cuando nos encontramos en la temporada de sequía y cuando hace mucho calor, estas hojas reservan el agua que necesita el calanchoe para sobrevivir a las altas temperaturas.

Estas hojas, por lo general, son de color verde oscuro brillante y, dependiendo de la especie que sea, pueden o no tener márgenes de otras tonalidades ya que existen diferentes variedades de kalanchoes. Por ejemplo, el Kalanchoe blossfeldiana tiene hojas con bordes rojizos.

La flor se desarrolla en inflorescencias que nacen en corimbos al final de los tallos o en las axilas florales. Y como en el caso de las hojas, las flores pueden tener diferentes colores dependiendo de la variedad de Kalanchoe que sea.

Desde blancas a amarillas o naranjas.

Los kalanchoes suelen florecer a finales del invierno-comienzos de la primavera. Decimos “suelen” porque si se alteran las horas de luz de su cultivo, se puede conseguir la floración durante todo el año (que es lo que hacen los centros de jardinería y los viveros).

Como podrás suponer, esta planta se usa principalmente para la decoración de estancias interiores, siendo también posible una ornamentación exterior siempre y cuando se proteja de heladas y otra climatología adversa.

¿Cuáles son los cuidados que requiere el kalanchoe?

Una vez que hemos descrito las particularidades y características principales del kalanchoe, es el momento de adentrarnos en lo verdaderamente importante hoy, sus necesidades de cultivo.

Antes de proceder con ello, debes saber que esta planta crasa es rústica y resistente. Sin embargo, como todas las especies que hemos analizamos anteriormente, requerirá ciertos cuidados.

El mantenimiento determinará su desarrollo.

Si quieres un kalanchoe sano, brillante y resistente, te conviene leer minuciosamente los cuidados que detallaremos a continuación.

Las condiciones de cultivo más adecuadas

Tal y como hemos mencionado, el kalanchoe es una planta rústica y resistente capaz de sobrevivir muchos años. Esto se consigue con un cultivo adecuado y un mantenimiento correcto.

En cuanto a su plantación, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Luz: el kalanchoe requiere luz solar para crecer adecuadamente, por lo tanto elegiremos una zona luminosa. Con 3 o 4 horas diarias es más que suficiente. Asegúrate de que no reciba luz solar directa, pues un exceso de rayos de sol puede tener consecuencias negativas (quemaduras en las hojas). Si colocas el kalanchoe en el interior de casa, intenta ponerlo en una ventana luminosa.
  • Sustrato: el terreno es mejor que sea suelto. Si no es así, debes arar la tierra y abonarla para que las vitaminas lleguen a la planta. Además, sea cual sea el sustrato en el que lo plantes, debe tener un buen drenaje.
  • Ubicación: el kalanchoe debe crecer con total libertad, por lo que el espacio tiene que ser más que generoso. Hay variedades que crecen sólo unos pocos centímetros, sin embargo, hay otras especies que pueden llegar a medir más de 1 m.

El mantenimiento del kalanchoe

Aunque el Kalanchoe es un género de plantas muy resistente y de bajo mantenimiento, esto no significa que no vaya a requerir ciertos cuidados. El riego, el abono o la poda son acciones que necesitará tu planta para desarrollarse de la mejor manera posible.

En cuanto a su mantenimiento, debes saber:

  • Riego: no hay una norma general por la que debamos regirnos a la hora de regar un kalanchoe. La suministración de agua dependerá de la variedad que sea y de las condiciones en las que se encuentre (climáticas y de plantación). El riego, en este caso, es un proceso de prueba y error. Si ves que el sustrato está seco, riégalo con moderación (no tolera los encharcamientos), los cuidados del kalanchoe en verano deben ser con mayor regularidad y menos frecuentemente en invierno. No mojes las flores.
  • Abono: se recomienda abonar el kalanchoe al menos un par de veces al año sobre todo en la época de verano o primavera. Usa un abono que estimule la floración y el crecimiento de la planta. Si no sabes o tienes duda, acude a un centro especializado.
  • Poda: la poda es otro proceso que sirve para estimular el desarrollo de estas especies. No se debe hacer con demasiada regularidad. Con que lo podes un par de veces al año debería bastar.
  • Reproducción: se multiplica mediante esquejes durante los meses más cálidos.

Y hasta aquí los cuidados del kalanchoe. Como ves, el mantenimiento es muy bajo. Con que prestes atención a lo anterior, lograrás una planta saludable y perfecta para decorar tu casa.

Las plagas que pueden atacar a tu kalanchoe

Hagas lo que hagas, a veces es inevitable que cualquiera de tus plantas se vea atacada por ciertas plagas o enfermedades. Y esto es lo que ocurre con el kalanchoe, concretamente, con sus flores.

Las orugas son capaces de devorar las flores de tu kalanchoe en tan sólo unas horas, por lo que debes prestar atención a la aparición de estos insectos. Las arañas rojas provocan el marchitamiento prematuro de las inflorescencias y en este caso deberás echar mano de un insecticida o fertilizante específico.

Otra de las plagas más habituales es la de la cochinilla algodonosa, la vieja conocida de este blog.

Resumen
Cuidados del kalanchoe: Descubre como debes cuidarlo
Nombre
Cuidados del kalanchoe: Descubre como debes cuidarlo
Descripción
Artículo de jardinería en el que detallamos los cuidados que requiere el Kalanchoe para desarrollarse correctamente. Hablamos de riego, abono o ubicación.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo