Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Hoy en día, disponer de un espacio cerrado y aislado en casa, dedicado exclusivamente a la relajación o meditación, es el sueño de cualquier persona. Y no sólo en casa, también puede ser un área concreta de la ciudad.

¿Quién no desearía alejarse del bullicio de la urbe y olvidarse de los problemas diarios en un espacio natural cargado de simbolismo? La respuesta creemos que es muy simple y, sobre todo, sencilla de contestar.

Un jardín japonés puede ser la perfecta vía de escape.

En este nuevo post del blog, analizamos estos majestuosos paisajes. Como quizás ya sepas, se trata de espacios que rezuman serenidad, majestuosidad y que invitan a la contemplación y la relajación.

Si ya te ha picado la curiosidad, desde Husqvarna te invitamos a seguir leyendo. Estamos seguros de que no te vas a arrepentir.

¿Empezamos?

¿Qué es un jardín japonés?

jardín-japonés-flores

El jardín japonés, considerado como uno de los paisajes arquitectónicos más icónicos de la humanidad, es un espacio espiritual, refinado en su estética, en sus formas y en su fondo, de diferentes tendencias.

Son fruto del budismo chino.

Con el paso de los años, han dejado de lado a sus homólogos chinos menos refinados para convertirse en espacios más distinguidos. Los jardines japoneses son parte importante de la mejor tradición de Japón en materia constructiva y constituyen un espacio dentro de las casas privadas de la población acomodada japonesa.

Han estado presentes desde la era Heian.

Y no sólo se encuentran en las viviendas privadas. También se pueden ver en templos (dedicados a la meditación), en capillas y en lugares históricos como por ejemplo los castillos.

Existen varios tipos de jardines según el estilo y el uso que se les quiera dar. Destacan los de paseo, de aposento, de contemplación y del té. En estos últimos se celebra la famosa y tradicional Ceremonia del Té. Este culto consiste en preparar té verde o matcha de una forma ritual y ancestral. Está influenciada por el budismo zen y es una manifestación de la historia y de la cultura japonesa.

jardín-japonés-puente-árboles

En definitiva, el jardín japonés es un jardín cerrado, aislado de lo exterior, que tiene como objetivo ofrecer paz, serenidad y relajación a aquellos que se encuentren en él. Es un espacio simple en el que todos los elementos cumplen un papel y en el que no falta ni sobra nada.

Esto hace que el visitante pueda relajarse como, quizás, nunca antes lo haya hecho.

¿Qué representa un jardín japonés? Sus características y sus ideales

Tal y como hemos mencionado, los jardines japoneses están pensados para mostrar espiritualidad, refinamiento y majestuosidad en todas sus formas.

Estos paisajes muestran una serie de ideales, independientemente del estilo o del tipo que sea. Cada uno de ellos presenta una asimetría en todos elementos que los componen, simplicidad en todas las formas, elegancia y una gran profundidad espiritual. Serenidad, naturalidad, magnificencia son conceptos que se pueden considerar como sinónimos de “jardín japonés”.

Cada uno de estos jardines representa un refinamiento cultural.

Uno bien construido es una obra de arte en sí mismo y, debido a su naturaleza delicada y viva (las plantas, flores y árboles están en constante desarrollo), el mantenimiento del mismo decae. Asimismo, cualquier cambio que se produzca en él modifica en gran medida su estilo y su objetivo.

Todo está pensado para encajar.

Los principios estéticos de uno de estos jardines

jardín-japonés-estanque

Los jardines japoneses están pensados de tal forma que cada elemento incorporado cumple con una función.

Tal y como hemos dicho anteriormente, es un espacio cerrado en el que todas las plantas, los árboles e incluso las rocas, tienen un objetivo. Todo está pensado para encajar, nada sobra y todos los componentes están cumpliendo con una serie de principios, sobre todo, estéticos.

Estos principios básicos son:

  • Una vista en miniatura que idealiza la naturaleza. Como verás en apartados posteriores, las rocas representan montañas y los estanques suelen simbolizar mares. La miniaturización está presente en todos los elementos.
  • Miegakure: es el concepto de “ocultar y revelar”. El jardín de paseo (estilo que se analiza en apartados posteriores) está pensado para que el visitante, poco a poco y a medida que va caminando por él, descubra elementos nuevos. El jardín representa un pergamino que debe desenroscarse.
  • Shakkei: principio que orienta al visitante en el camino a recorrer el jardín. Se trata de una guía visual y auditiva. Convierte este paisaje japonés en una experiencia para disfrutar, no sólo algo para contemplar y admirar.
  • Asimetría: en los jardines japoneses no hay líneas rectas, todo lo contrario, los elementos están a diferentes alturas. Generalmente, los edificios o los sistemas naturales se colocan para ser vistos desde una diagonal.

¿Qué representa un jardín japonés?

Un jardín japonés se puede interpretar de dos formas, dependiendo de si se hace desde un punto de vista topográfico o geográfico.

El paisaje puede representar un archipiélago de islas ubicadas alrededor del Mar Interior de Seto. Sin embargo, también puede simbolizar el cosmos, es decir, un gran vacío (que es el mar) rodeado de cuerpos celestiales (que son las islas).

¿Qué estilos tiene un jardín japonés?

jardín-japonés-zen

Quizás ya hayas oído hablar de los tipos de jardines japoneses que hay, o sólo te suene el más común, el jardín Zen o de contemplación. Pero estos paisajes arquitectónicos se pueden clasificar en varios tipos según el uso que se vaya a hacer de ellos.

Los estilos son los siguientes:

Jardín de Paseo: como bien indica su nombre, son los que se admiran desde un sendero. El camino se hace alrededor de un estanque central o de una fuente de agua. Este estilo es una delicada representación de la naturaleza y ésta se aprecia mejor desde la distancia. Recuerda esto: “visión en un conjunto”.

Jardín de Aposento: son los que se contemplan desde un único lugar. Suelen estar ubicados en el interior de las casas o en un espacio reducido, y solo pueden ser vistos desde un punto concreto.

Jardín de té (Rōji): todos los jardines incluidos dentro de este estilo tienen un camino recto que lleva a una cabaña de paja. Son unos de los más populares y no requieren mucho espacio para su construcción. Su simbolismo se relaciona con la tradicional Ceremonia del té.

Jardín Zen o de contemplación: otro ejemplo de jardín popular, diseñado para ser contemplados desde un templo. Son paisajes que invitan a la meditación, altamente simbólicos y compuestos, en su mayoría, por una amplia variedad de rocas y grava rastrillada que representa el agua y las islas.

Los elementos que componen un jardín japonés

jardín-japonés-puente

Un jardín japonés está formado por una serie de elementos elegidos cuidadosamente y teniendo en cuenta el estilo que se quiere representar. No vayas a pensar que los árboles, las plantas, las rocas o el agua se han puesto al azar.

Todo lo contrario.

Todos los componentes se piensan cuidadosamente, pues, tal y como se ha dicho anteriormente, un jardín japonés está cargado de simbología y sentimiento, y sus elementos deben cumplir con ciertas funciones concretas.

Las rocas son la base y representan la montaña o la isla que se encuentra bañada por el mar. Las más utilizadas son las de origen volcánico (basalto). Éstas simbolizan lo siguiente:

Islas: también conocidas como Shimas. Este vocablo se utiliza para nombrar a las rocas del jardín y al recinto que las contiene.

Monte Shumi: es la montaña del eje del mundo (religión budista), un lugar místico que se representa con una roca en el jardín.

Iwakura: es el espacio que ocupan las rocas. Éstas se escogen en función de su forma y se colocan tal cual se encuentran en la naturaleza.

Monte Hōrai: es un lugar místico, algo así como un paraíso y se representa con piedras rodeadas por agua.

Los jardines japoneses no solo están conformados por rocas, también presentan elementos reales o simbólicos. Entre estos destacan por ejemplo el agua, un puente que conduce a la isla, una casa de Té y una linterna (típicamente de piedra).

¿Y qué pasa con las plantas y los árboles? En estos preciosos paisajes nos podemos encontrar con bambús (sobre todo) y otras plantas relacionadas como el pino negro japonés (árboles de hoja perenne), arces (y otros árboles de hoja caduca), helechos y musgos.

¿Qué jardines japoneses existen en el mundo?

jardín-japonés-buenos-aires

Un jardín japonés no se encuentra únicamente en Japón. Existe un gran número de ellos por todo el mundo, y todos y cada uno de éstos son dignos de mención dada su majestuosidad y elegancia.

Algunos ejemplos son los que se detallan a continuación:

Japón: como no podría ser de otra manera, este país es el que recoge el mayor número de jardines. Destacan por ejemplo el del Museo de Adachi (Yasugi), Isui-en (Nara), Kenroku-en (Kanazawa) y el del Castillo Akō (Akō).

Estados Unidos: Portland Japanese Garden (Portland), Anderson Japanese Gardens (Illinois) y Ro Ho En Japanese Garden (Phoenix, Arizona).

Argentina: El Jardín Japonés de Buenos Aires.

Europa: Jardín japonés en el Parque de la Vega en Alcobendas (Madrid) y Jardín japonés de Breslavia (Polonia).

Uruguay: Jardín Japonés de Montevideo.

Puerto Rico: Jardín japonés en Ponce.

Chile: Jardín japonés de Santiago, (cerro San Cristóbal y el cerro Santa Lucía), Parque Jardín del Corazón (La Serena).

Cuba: Jardín japonés del Jardín Botánico Nacional de Cuba (La Habana).

Resumen
El jardín japonés, un paisaje arquitectónico cargado de simbolismo
Nombre
El jardín japonés, un paisaje arquitectónico cargado de simbolismo
Descripción
En este artículo hablamos del jardín japonés, un paisaje tradicional de Japón cargado de simbolismo, elegancia y majestuosidad. Detallaremos los elementos que lo componen y los estilos que existen.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo