Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Enamórate de la jacaranda, el árbol de hojas grisáceas y floración morada
5 (100%) 100 vote[s]

Volvemos con una nueva entrega del blog para hablarte sobre un tipo de árboles muy especial. En este caso, se trata de una de las especies que, según una antigua leyenda argentina, aviva el sentimiento del amor.

La protagonista de hoy será la jacaranda.

Este género de árboles, que cuenta con unas 50 especies aceptadas, pertenece a la familia de las bignoniáceas. Por tanto, atendiendo a sus orígenes americanos, no nos debe extrañar que se adapte muy bien al clima cálido y/o templado.

pw125

En España, podemos contemplar esta especie en las zonas urbanas del sur. De hecho, es habitual ver árboles jacaranda en Sevilla.

Lo que más llama la atención de esta planta con madera de color rosado, es su copa malva, la cual florece en primavera.

¿Quieres saber más?

En este nuevo artículo te contaremos qué es la jacaranda, cuáles son sus orígenes, sus principales características y las condiciones que se requieren para su cultivo.

Si te gusta la fauna arbórea y quieres darle color a tu jardín, en este post encontrarás al ejemplar perfecto.

¿Empezamos?

¿Qué es la jacaranda?

La Jacaranda, conocida también como jacarandá, es un género de árboles de porte medio y crecimiento rápido. Entre las especies más conocidas, destaca la Jacaranda mimosifolia.

Por lo general, su estatura máxima no pasa de los 15 metros.

Aquí tienes su ficha técnica.

Nombre científico Jacaranda
Nombre común Jacaranda
Clase Magnoliopsida
Familia Bignoniacease
Género Jacaranda
Origen Especie nativa de países intertropicales de América

Para retomar sus orígenes, debemos viajar a regiones de la América intertropical, como Paraguay, Brasil o Argentina.

¿Cuáles son sus características más importantes?

En cuanto a su aspecto, su principal distintivo lo podemos encontrar en su copa, la cual, además de seguir un contorno redondeado, emite una llamativa floración violeta.

Esta es la razón por la cual muchos jardineros se decantan por cultivar este género como pieza ornamental para su césped.

Debido a su procedencia, este árbol se adapta especialmente bien a zonas que se encuentren próximas a la costa.

kit-desbrozadora-bateria

No obstante, no tolera las fuertes corrientes de aire. Además, es necesario que esté completamente expuesto al sol.

También crece bien en entornos urbanos.

De hecho, si das un paseo por Sevilla (y más concretamente por la Universidad), es muy probable que la jacaranda te acompañe con su preciosa floración violeta.

¿Qué podemos decir de sus hojas?

Como muchas otras plantas nativas de climas tropicales, en su especie Jacaranda mimosifolia es un árbol caducifolio. Sin embargo, este género es especial, pues sus hojas en realidad son perennes, de color verde grisáceo y muy parecidas a las de un helecho.

¿Por qué decimos que la jacaranda es un árbol caduco?

Cuando las temperaturas bajan, se convierte en un árbol de hoja caduca como mecanismo de defensa frente al frío.

¿Y las flores?

Pasamos al principal rasgo característico de esta especie. La flor de la jacaranda es de un vistoso color lila azulado.

Su floración, de grandísima belleza, tiene lugar en primavera. Llegado el momento, la copa se cubre de diversos conjuntos de flores tubulares. Por este motivo, es uno de los árboles más codiciados en cuanto a decoración de jardines se refiere.

Es algo digno de presenciar.

No en vano, sus preciosas flores han servido como inspiración a varios novelistas y músicos.

Por lo general, esta floración dura hasta el verano. Puede darse el caso de que se produzca una segunda eclosión floral en otoño, siempre y cuando las condiciones todavía jueguen a su favor.

¿Y sus frutos?

Surgen al tiempo que el árbol florece. Se manifiestan como unas pequeñas vainas redondas de color marrón con la superficie lisa. No miden más de 6 cm.

En su madurez, se abren para dejar paso a diversas semillas con forma de corazón y pequeñas membranas, como si de alas se tratase.

Tienen un aspecto parecido a las castañuelas.

Como dato curioso, cabe decir que en Paraguay (una de las regiones nativas de la planta) se le conoce como caroba, que viene a significar “aplauso de mono”, debido a su similitud con dicho instrumento musical.

¿Cuáles son los usos de al jacaranda?

Tal y como ya comentamos anteriormente, este árbol es perfecto para uso ornamental gracias a su impresionante floración. Pero adornar el jardín no es la única utilidad que puede ofrecerte este árbol.

¡Estamos ante una especie muy versátil!

Sin ir más lejos, sus hojas y frutos se han aplicado en medicina como elementos para cicatrizar llagas y pequeñas heridas.

Su madera de color crema, además de ser muy resistente, desprende un agradable aroma que le ha servido al árbol para ganarse un hueco en el mundo del laminado para carpintería y la ebanistería.

Como ves, la jacaranda es mucho más que una copa bonita.

Cuidados de la Jacaranda

Para terminar el artículo de hoy, vamos a darte una serie de directrices sobre sus cuidados.

Bien es cierto que la jacaranda es un árbol con gran resistencia, pero para que crezca sano y que puedas disfrutar de su elegante floración, tendrás que conocer las técnicas de cultivo que precisa esta rareza de la botánica.

Dicho lo cual, aquí te dejamos algunos consejos para el cuidado de la Jacaranda mimosifolia:

  • Como te comentamos, puede vivir en zonas situadas a pocos metros sobre el nivel del mar. Pero recuerda que no lleva nada bien las grandes corrientes de viento.
  • Para afrontar las épocas más frías del año, un buen remedio que puedes aplicar es una dosis de sulfato de potasio dos veces al año. Este tratamiento es especialmente recomendado cuando la especie todavía es joven, pues ayuda a endurecer la madera.
  • El terreno no debe estar excesivamente encharcado, pues frenaría la capacidad del árbol para absorber los nutrientes del suelo. Tampoco te olvides de que el árbol debe recibir luz en todo momento.
  • Conviene abonar al árbol durante el buen tiempo (primavera y verano). Es recomendable aplicar abonos minerales específicos.
  • Con respecto a la poda, no podemos decir que sea un apartado fácil. Principalmente, deberás eliminar las ramas verticales, que son las que más perjudican su aspecto. Ten en mente que la forma de la copa debe recordar a un paraguas abierto. Para deshacerte de las ramas más grandes, puedes utilizar una sierra de poda. Si el ejemplar es joven, deberás podarlo con más frecuencia.
  • No podemos obviar el riego, pues en el caso de este árbol, es una labor que requiere cierta regularidad. En verano conviene regarlo cada tres días, mientras que el resto del año bastará con una dosis a la semana.
  • Una vez más, estate preparado para posibles ataques de plagas y hongos. Y de nuevo, los pulgones aparecen como principales candidatos a devorar sus hojas y sus flores. Seguro que ya te suenan de nuestros artículos anteriores, así que ya lo sabes: Prepara el insecticida.

Hasta aquí nuestra nueva entrada.

Esperamos que te haya servido para conocer un poco más al árbol morado y, si te animas a cultivarlo, saber qué tienes que tener en cuenta para que crezca en su máximo esplendor.

desbrozadora-128-r

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Resumen
Enamórate de jacaranda, el árbol de hojas grisáceas y floración morada
Nombre
Enamórate de jacaranda, el árbol de hojas grisáceas y floración morada
Descripción
Artículo dedicado a la descripción de las principales características y cuidados de la jacaranda, la especie arbórea caracterizada por su floración morada.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo