Descubre que son y los tipos de gramíneas que existen

Nuestras protagonistas de hoy no dejan indiferente a nadie, sobre todo en primavera. Es una de las familias con mayor riqueza de especies, unas 120000, por lo que no es de extrañar que se consideren tan importantes a nivel mundial.

Desde la caña de azúcar, el trigo o el arroz, hasta la cebada o el bambú, todas ellas gramíneas.

Sí, hoy te enseñaremos las características generales de las gramíneas, las especies más comunes y te explicaremos por qué son tan importantes.

¿Empezamos?

Gramíneas: Qué son y que características tienen

Nombre científico  Poaceae
Nombre común  Gramíneas
 Familia  Poaceae
 Clase  Liliopsida
 Origen  México y América Central

Las gramíneas, tal y como hemos mencionado antes, es una gran familia que abarca un completísimo número de especies. Por lo general, son plantas herbáceas (rara vez son leñosas o rizomatosas) y tienen diferentes ciclos de vida.

Como comprenderás, al tratarse de una gran familia (12000 especies aproximadamente) el ciclo de vida y, por tanto, algunas características son distintas. Dicho esto, las gramíneas pueden ser anuales (como por ejemplo el trigo) o perennes (como la festuca alta).

Sus tallos se denominan cañas.

Según la especie de gramínea que sea, los tallos pueden ser aéreos (ascendentes, rastreros o flotantes) o subterráneos (rizomas o pseudobulbos).

¿Y las hojas?

Por lo general, las hojas se desarrollan en disposición alterna y suelen estar compuestas de vainas, lígulas y limbos.

Pero, si hay algo importante en las gramíneas son sus inflorescencias, también denominadas espiguillas. Estas pequeñas espigas están formadas por una o más flores y es su polen el que causa las alergias más comunes en primavera.

¡Y no sólo en esta época!

Alergia a gramíneas

El polen de la gramínea es uno de los más alergénicos en España. Por eso no es raro que alguna que otra persona tenga alergia a las gramíneas.

Los síntomas de la alergia a gramíneas que puedes sentir son: que comience a picarte la nariz, estornudes, lagrimeo… entre otras manifestaciones.

A diferencia de lo que podamos pensar debido a que en primavera es el pico más alto de alergias, hay especies perennes que pueden provocar problemas respiratorios durante todo el año.

Si quieres cultivar gramíneas debes tener en cuenta su ciclo de vida y reproducción, sobre todo si eres una de esas personas que tienen alergia a las plantas y al polen.

Pese a lo peligrosas que pueden ser para algunas personas, tienen algo positivo. Algunas especies son ornamentales y se plantan por el color o la forma de las inflorescencias, el follaje o las cabezas de sus semillas.

Especies más comunes

Esta gran familia, tal y como hemos mencionado anteriormente, abarca un amplísimo número de especies. Algunas son tan importantes que incluso se consideran una de las principales fuentes de ingreso de muchas familias y comunidades.

Veamos entonces cuáles son las especies más comunes:

  1. Trigo: conocido científicamente como Triticum aestivum, es la gramínea más cultivada en todo el mundo. De hecho, esta planta se ha estado sembrando desde hace miles de años para obtener cereal. Uno de los usos más comunes de trigo es la obtención de harina para elaborar pan.
  2. Cebada: otra de las gramíneas alimenticias por excelencia. Se la conoce científicamente como Hordeum vulgare y es una planta anual. Se cultiva para obtener el cereal que alimenta tanto a animales como a humanos. Se cosecha en verano y se conoce como cereal de invierno.
  1. Cymbopogon citratus: por este nombre quizás no te suene, pero si te decimos que de esta gramínea se extrae la citronela, la cosa ya cambia. Es una planta herbácea y perenne con flores que forman racimos y hojas muy aromáticas.
  2. Festuca glauca: una vieja conocida de nuestro blog. Es una gramínea ornamental que alcanza una altura de 30 cm. Sus hojas varían desde el color blanco plateado al gris azulado. Crece formando densas matas.
  3. Cisca: conocida científicamente como Imperata cylindrica, es otra de las gramíneas más usadas para decorar jardines. Es perenne, su tallo puede alcanzar una altura de casi 2 metros y las inflorescencias son espigas densas de hasta 20 cm de largo y de color blanco.
  4. Pennisetum setaceum: gramínea ornamental que tolera la sequía, se desarrolla muy rápido y es capaz de alcanzar los 70cm de altura. Destaca por sus inflorescencias racimosas con aspecto plumoso de color violáceo o blanco.

Y hasta aquí nuestra ficha de hoy. Esperamos que te haya resuelto algunas dudas sobre las gramíneas y a identificar los tipos más comunes y cultivados.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This