Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Volvemos un día más con un post que seguro te gustará. Hoy te traemos una especie que no sólo es sencilla de cultivar, también goza de una gran belleza y una apariencia muy singular.

La flor de cera, también conocida como Hoya carnosa, es una trepadora cuya floración destaca por encima de todo lo demás.

De origen australiano, esta especie de interior desarrolla unas preciosas flores acolchadas que hacen las delicias de cualquier amante de la naturaleza o la jardinería.

Es la planta perfecta para decoración.

En esta ficha te enseñaremos qué es la flor de cera, cuáles son sus características más importantes, cómo se cultiva y cuáles son los cuidados que necesitará para crecer de la mejor forma posible.

¡Vamos con ello!

La flor de cera: ¿Qué es?

Nombre científico   Chamelaucium uncinatum
Nombre común   Flor de cera, Hoya carnosa
 Clase   Magnoliopsida
 Familia   Myrtaceae
 Género   Chamelaucium
 Especie   Chamelaucium uncinatum
 Origen   Especie originaria de Australia.

Originaria de Australia, la flor de cera -de nombre científico “Chamelaucium uncinatum”- es una planta singular y rara. Con una floración espectacular, esta especie se ha popularizado con el paso de los años y es perfecta para decorar una estancia interior.

Se trata de un pequeño arbusto, de porte trepador o rastrero, que se suele cultivar en el interior de casa. Acostumbra crecer formando matas compactas de aproximadamente unos 50 cm de altura, aunque podrás encontrarla de un tamaño mucho mayor en hábitat natural.

Su tallo es muy delgado.

Las hojas de la flor de cera son perennes, es decir, se mantienen verdes y en el arbusto durante todo el año, incluso en la época de seca. Con esta planta podrás contar con un espacio siempre verde.

Carnosas (almacenan agua), de color verde muy oscuro y con una forma ovalada.

Pero, si hay algo verdaderamente importante en esta especie y motivo principal de su gran popularidad para la ornamentación interior, es su floración. Sus flores son las que dan nombre a la planta “Flor de cera”.

¿Y te imaginas la razón?

Son pequeñas (2 mm), perfumadas y de color blanco o rosado (con el centro de una tonalidad más rojiza), compactas, crecen en umbelas, presentan una forma casi esférica y tienen un aspecto muy ceroso.

Su floración comienza a finales de invierno y dura hasta bien entrado el verano, por lo que podrás disfrutar de ella bastantes meses. ¡No se puede decir lo mismo de otras especies!

Sus frutos son rojos, muy pequeños y contienen una única semilla.

El cultivo de la flor de cera: Qué debes saber

Ya te lo hemos adelantado, la flor de cera es rústica y muy sencilla de cultivar. De hecho, su mantenimiento es mínimo y tan sólo va a requerir de ti unos ciertos cuidados. Si le ofreces lo que necesita, podrá durar muchos años.

Se suele plantar en cestas colgantes, pues al tratarse de una especie trepadora, tendrá un desarrollo muy bonito en este tipo de macetas.

Pero, ¿cuáles son sus cuidados?

  Ubicación y luz  

Es una planta propiamente de interior, pues necesita un clima cálido. Si vives una región con temperaturas suaves (o cálidas) es muy posible que puedas ubicarla en exterior, pero ojo, resguárdala de los vientos y las heladas.

La luz también es muy importante.

La flor de cera necesita bastante luz para que su floración sea adecuada, de lo contrario, es probable que no florezca. Por ello, te recomendamos que la coloques cerca de una ventana luminosa por la que entre el sol durante la mañana.

No la sobreexpongas a la luz solar, pues un exceso puede provocar que las hojas terminen por quemarse, lo que sería fatal para la planta.

  Temperatura  

flor-de-cera-floración

Si hay algo claro es que la flor de cera no tolera el frío, por lo que no resiste temperaturas inferiores a los 10⁰. Esto la convierte en una especie de interior (a excepción de localizaciones con climas cálidos durante todo el año).

  Sustrato  

Lo ideal es plantarla en el sustrato que contenga una mezcla de turba y perlita. En su defecto, la tierra que uses debe drenar bien el agua de riego, pues la hoya carnosa no tolera los encharcamientos.

No uses un sustrato que compacte mucho.

  Riego  

hoya-carnosa-flores

Sus hojas ya nos dan una pista en cuanto a los riegos que necesita y su nombre “carnosa” también.

La flor de cera no necesitará grandes dosis de agua para sobrevivir, pues sus hojas son las encargadas de almacenar durante mucho tiempo el agua de riego.

Como es habitual, en verano hay que echarle más agua y con 2 o 3 veces por semana es más que suficiente. Sin embargo, en invierno los riegos deben disminuir.

Asegúrate de que la tierra está totalmente seca antes de aportar más agua, pues tal y como te hemos comentado antes, no tolera los encharcamientos.

  Abonado  

Aconsejamos abonar durante la primavera y hasta finales de verano con un fertilizante líquido diluido en agua, así, estarás favoreciendo la floración de la planta -que es lo verdaderamente bonito de ella.

Recuerda leer con atención la etiqueta del producto y ante la duda, acude a un centro de jardinería especializado para que te asesoren y ayuden. A la hora de fertilizar es mejor no hacer nada que hacerlo mal.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy.

Como habrás podido comprobar, la flor de cera es una especie tan singular como bonita. Si te has decantado por ello, estamos seguros que llenarás de color y perfume tu casa. Además, dado su sencillez de cultivo no tendrás ningún tipo de problema.

Dicho esto, ¡nos vemos en la próxima entrega!

Resumen
Flor de cera, singular, rara y de gran belleza
Nombre
Flor de cera, singular, rara y de gran belleza
Descripción
En esta ficha de plantas te enseñaremos una de las especies de interior más bonitas para decorar: la flor de cera.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo