Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Comenzamos la semana con un nuevo post que seguro te gustará. Hoy, nuestro protagonista será un árbol que, aunque es muy pequeño, tiene un gran potencial.

Ficus ginseng.

Esta especie, conocida científicamente como ficus microcarpa, destaca por su tamaño y sus raíces aéreas. En este artículo te enseñaremos cómo se plantan y qué cuidados necesita.

¿Empezamos?

¿Qué es el Ficus ginseng?

Nombre científico Ficus microcarpa
Nombre común Ficus retusa o higuera de Bengala
Clase Magnoliopsida
Familia Moraceae
Género Ficus
Origen Planta asiática.

Ficus proviene del latín «higo», de ahí que el Ficus ginseng se encuentre dentro de la familia de la higuera. El otro término, «ginseng», proviene del término japonés «ninjin» el cual se traduce como «zanahoria».

Y ahora te preguntarás, ¿zanahoria?

Si, así es. El ficus ginseng, al igual que las zanahorias, presenta raíces napiformes o, dicho de otra forma, se parecen a un nabo y se engrosan debido a la acumulación de sustancias.

Almacenan nutrientes y líquidos.

Raíces aéreas del ficus ginseng.

Pero si por algo destacan estas raíces es porque se encuentran en la superficies. El ficus ginseng cuenta con raíces aéreas, de ahí su apariencia tan bonita.

Puede alcanzar un metro de altura, aunque lo habitual es cultivarlo como bonsái. Tiene un crecimiento lento y, como media general, se debe replantar cada año y medio.

Es una planta perenne con hojas verdes intensas y brillantes.

El ficus ginseng es un árbol ornamental comúnmente utilizado en jardines urbanos y decoración interior.

Cuidados del ficus ginseng

El ficus ginseng, como todas las plantas analizadas en nuestro blog, necesitará ciertos cuidados para desarrollarse correctamente.

  Ubicación: tanto exterior como interior  

El ficus ginseng se puede plantar directamente en la tierra del jardín o hacerlo en interior, usando para ello una maceta.

  • En el exterior: Es una planta que resiste los cambios de temperatura, aunque se recomienda evitar la luz solar directa. Hay que ubicarla en una zona alejada de corrientes de aire. Para evitar la luz de sol directa plantar en una zona sombreada.
  • En interior: Se adapta a condiciones de luz interiores y no requiere de grandes cuidados. Aunque en el interior no sacará sus flores características, a diferencia del exterior que florecerá en los meses de abril y junio. Deben colocarse en un lugar con la mayor cantidad de luz posible, a poder ser de una ventana.

  Riego moderado  

La tierra debe estar moderadamente húmeda, por eso, en verano el riego debe ser constante (2 veces por semana).

Es recomendable pulverizar las hojas del ficus ginseng para mantenerlas verdes y vistosas. Lo mejor es pulverizar, aunque también se puede optar por desintegrar agua en la copa (de forma que sus hojas queden bien empapadas y añadiendo menos agua en la base).

Evita que la base de la raíces aéreas se encuentre húmeda, pues podrían aparecer plagas o podredumbre.

  Una buena poda es imprescindible  

Se debe realizar entre finales de primavera o a mediados del verano. Aunque en invierno se puede realizar alguna poda para evitar propagación de alguna plaga.

Cuando se realiza, el ficus ginseng suelta una sustancia que es un cicatrizante natural que ayuda en la recuperación tras este proceso.

  Abono frecuente  

El abono se debe hacer con cierta frecuencia, al menos una vez al mes desde el inicio de la primavera hasta la llegada del otoño.

Se recomienda utilizar abono universal u orgánico.

Si la tierra es fértil no es necesario mejorar su condición con el compuesto, pero si no es fértil sí es recomendable llenar el hoyo donde vayamos a plantar con sustrato.

Lo mejor es aplicar un abono para plantas verdes para ayudar a crecer con vigor.

  Su trasplante  

El trasplante es igual que la creación de un bonsái. Si no sabes hacerlo, puedes consultar uno de nuestros artículos anteriores.

¿Cómo se hace?

  • Primero, extraemos el árbol de la maceta y nos deshacemos de toda la tierra vieja que pueda traer. Desenrollamos el conjunto de raíces y cortamos las más gruesas, muertas o mal direccionadas.
  • El tiempo de exposición de las raíces debe ser el mínimo posible.
  • La maceta utilizada debe ser acorde al tamaño del ficus, a medida que la planta crezca es necesario cambiar la maceta.

Para realizar el trasplante en el contenedor que seleccionemos debemos seguir estos pasos:

  1. Primero debemos cubrir la base con arcilla a modo de drenaje.
  2. Rellenaremos con sustrato el interior añadiendo un abono en dos fases, una de acción inmediata y otra de acción prolongada en tiempo. El sustrato que utilizaremos es un sustrato especifico para plantas verdes.
  3. Una vez trasplantado efectuaremos el riego de la planta.

El trasplante debe hacerse todos los años (1 vez) en arboles jóvenes y cada par de años en los más adultos. Es recomendable trasplantar de vez en cuando para asegurar que el sustrato donde se encuentre es nutritivo.

  ¿A qué plagas puede enfrentarse?  

Las plagas suelen crearse en las raíces aéreas cuando están demasiado encharcadas. Las dos mas comunes en ficus son cochinillas y nematodos:

  • Cochinilla: son parásitos que afectan al interior de la planta, provocando que el ficus microcarpa pierda sus hojas. Además, esta plaga puede causar el desarrollo de hongos y, por consiguiente, la muerte de la planta.
  • Nematodos: son gusanos de talla microscópica que se sitúan en las raíces y pueden causar la muerte de la planta.

Y hasta aquí el artículo de hoy.

Esperamos que te fuera de gran utilidad para conocer un poco más estos pequeños árboles que puedan decorar tu hogar.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Resumen
Ficus ginseng, el pequeño gran árbol
Nombre
Ficus ginseng, el pequeño gran árbol
Descripción
En este artículo conoceremos el ficus ginseng, un pequeño árbol ornamental con gran potencial. Aprenderás cómo se planta correctamente y qué cuidados específicos necesitaría.
Autor
Nombre de autor
TodoHusqvarna.com
Logo