Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Aprende a diseñar tu propio jardín
5 (99.77%) 86 vote[s]

Crear jardines no es una tarea sencilla, sobre todo cundo hay que elegir las plantas teniendo en cuenta factores como el tipo de suelo, la cantidad de luz o las temperaturas de nuestra zona.

A muchas personas, incluso les asusta el diseño en sí.

Dónde ubicar cada cosa, cada elemento en el espacio disponible. Cómo convertir una zona para que sea funcional, qué superficie destinar al ocio y cuál hacer puramente contemplativa.

desbrozadora-128-r

Hoy hablaré de precisamente esto.

A lo largo de este artículo del blog de Husqvarna, te daré las pautas necesarias para que puedas diseñar tu propio jardín.

Diseñando tu propio jardín

Lo más importante a la hora de crear nuestro propio jardín, es tener claro por dónde empezar. Tener una planificación de cada etapa es fundamental.

Además, debes saber que un proyecto realizado por un paisajista competente siempre es la mejor solución. Son expertos y tienen experiencia acumulada con el tiempo, con todos los errores y aciertos de cada jardín creado.

Pero, si deseas hacerlo tú, desde cero, también debes planificar el proyecto.

La planificación previa es la mejor herramienta para no perder tiempo y dinero durante la construcción y evitar así decepciones o problemas futuros.

Pon las ideas sobre un papel con medidas reales, así sabrás si encajan en tu espacio.

Etapas a seguir para diseñar jardines

El diseño de jardines también cuenta con diferentes etapas. Para que no te pierdas y puedas entender todo de una forma mucho más fácil, te explicaré paso por paso cómo diseñar tu primer jardín.

  Mapea tu parcela  

Pasea por el espacio que quieres ajardinar, con un bloc de notas para apuntar medidas. Mide las lindes, la fachada de la casa, ubica puertas y ventanas, así como elementos ya existentes (porches, piscinas, árboles y otros).

Debes tener un plano completo del espacio antes de empezar a crear.

Sin un mapa es probable que cometas errores de perspectiva y de magnitud. Si no tienes nada de experiencia en dibujo técnico, intenta utilizar papel cuadriculado, esto te facilitará la tarea.

Apunta el norte según la orientación de la vivienda, así podrás saber cuáles son las zonas de mayor intensidad solar y cuáles son las de sombra. Además, evitarás equivocarte al ubicar plantas que necesitan sol en sitios umbríos y viceversa.

Conoce tu terreno

Estar al tanto de qué tipo de suelo tienes es realmente muy importante para saber si debes corregirlo, añadiendo abono o tierra vegetal. Asimismo, si sabes el tipo de sustrato, podrás conocer qué plantas pueden arraigar bien y cuáles no.

kit-desbrozadora-bateria

También es importante saber si se encharca constantemente, lo que crearía la necesidad de implementar un sistema de drenaje para evitar problemas futuros como encharcamientos, podredumbre e infiltraciones a construcciones cercanas.

El clima de la zona también es algo que se debe tener muy en cuenta. Temperaturas máximas y mínimas influyen, y mucho, a la hora de decidir qué plantas utilizar en el jardín.

Respeta tu clima.

No intentes forzar la situación plantando plantas tropicales en sitios donde hay heladas. Observa las plantas del entorno, pues ellas te darán las pistas que necesitas para seguir.

  Empieza a crear  

Una vez tengas hecho el plano con tu casa, puertas y ventanas, elementos existentes y arboles adultos, ponte a crear tu jardín.

Primero ubica los elementos constructivos: zonas con pérgolas, piscinas, fuentes, zonas de barbacoa, de deporte, de juegos para los niños y otros.

Saca varias copias de tu plano en blanco, antes de empezar a dibujar en él. Dibuja los elementos que quieres añadir, en distintas ubicaciones y con distintas medidas y tamaños.

Prueba, arriesga.

Este es el momento, sobre el papel, luego será tarde. Sobre el terreno no debes arriesgar o construir sin tener la total seguridad de no estar equivocándote. Una vez definidos los sitios y dimensiones que más te gustan para las estructuras del jardín, puedes empezar a probar y ubicar los caminos que conectan esas zonas y accesos.

  Elige las plantas  

Esta es sin duda la etapa que todos los que amamos los jardines y las plantas, estamos deseando a la hora de crear un jardín. Pero como en todo el proceso debemos guiarnos por un criterio y no dejarnos llevar únicamente por nuestros gustos y deseos.

Ubicarlas y elegirlas puede no ser tarea fácil, pero sin duda es la etapa más placentera y divertida si buscas informarte bien sobre cada planta y te dejas asesorar por profesionales, como algún paisajista o en los viveros.

Empieza eligiendo las plantas de mayor porte.

Las que ocuparán más espacio y tendrán un protagonismo más evidente. Mi elección particular para arboles es elegir los de hojas caducas, ya que en invierno las pierden prácticamente de golpe, dejando pasar la luz y el calorcito del sol.

Las siguientes elecciones deben ser los setos y arbustos.

Por último, las plantas vivaces y tapizantes, que cumplen la función de marco y complemento, añadiendo volumen, movimiento y textura.

  El riego y la iluminación  

Es muy importante que no te olvides de planificar el riego del jardín y la iluminación del mismo. Estos son elementos a tener en cuenta para la construcción, debido a las tuberías y arquetas que deben ir enterradas y lo más ocultas a la vista posible.

El riego es fundamental para la supervivencia del jardín.

No confíes jamás en un riego manual con mangueras, porque más tarde o temprano puedes perder toda la plantación.

La iluminación no es imprescindible en un jardín, exceptuando los puntos donde se requiere mayor seguridad. Iluminar el jardín en puntos clave, es algo complementario que te hará disfrutar de veladas increíbles en tu espacio exterior y vivirás con dos jardines distintos, el de día y el de noche.

Y hasta aquí el artículo de hoy.

¡Mucha suerte!

pw125