Escucha el post
Voiced by Amazon Polly
Cupressus sempervirens, el árbol perenne que llega a vivir 1000 años
5 (100%) 209 vote[s]

Terminamos la semana con una nueva ficha, siendo nuestro nuevo protagonista el denominado de manera científica como “Cupressus sempervirens”.

Quizás por este nombre no te suene y es normal.

Esta especie arbórea también se conoce como ciprés común o ciprés mediterráneo. ¿A que ahora ya sabes de lo que estamos hablando? Se trata de un árbol muy longevo, usado tradicionalmente en la decoración y como símbolo de hospitalidad y muerte.

desbrozadora-128-r

En esta nueva entrega del blog te vamos a explicar todos los detalles del Cupressus sempervirens, de forma que, cuando termines de leer, lo sabrás todo sobre este árbol tan especial.

A lo largo de este artículo analizaremos la morfología de esta especie, detallaremos los cuidados que necesita para desarrollarse correctamente y pondremos a tu disposición una lista con las enfermedades o plagas que pueden afectar a su crecimiento.

¡Vamos con ello!

Cupressus sempervirens: qué es y qué características tiene

ciprés

Nombre común: Ciprés común, Ciprés italiano, Ciprés de los cementerios

Nombre científico: Cupressus sempervirens L.

Clase: Pinopsida

Orden: Pinales

Familia: Cupressaceae

Género: Cupressus

Origen: El Crupessus sempervirens es un árbol perenne originario de las zonas orientales bañadas por el Mediterráneo. Desde estas regiones, se ha extendido con gran rapidez por todo Occidente, de ahí, que su lugar de origen concreto sea tan difícil de determinar.

En la actualidad, se extiende por las zonas de Libia, Siria y el sur de Grecia, siendo muy habitual en Italia, región en la que crece con gran facilidad. En España se puede encontrar por prácticamente todo el territorio.

El Cupressus sempervirens, también conocido como ciprés común o ciprés italiano, es una especie de carácter arbóreo muy longevo, pudiendo vivir 1000 años.

Este árbol logra alcanzar los 35 metros de altitud de forma excepcional, siendo lo habitual entre los 25 y los 30 metros.

Su copa es compacta y estrecha.

Se trata de un árbol perenne, siempre vigoroso, de ahí su nombre “sempervirens”. ¿El motivo? Su follaje logra aguantar la dureza del invierno, manteniéndose siempre verde.

Las hojas de este Cupressus se desarrollan en ramillos con forma de escama y tienen una longitud de aproximadamente 5 milímetros. Éstas crecen de tal manera que crean un follaje denso, compacto y de color verde muy oscuro. En cuanto a las ramas, cabe señalar que son finas y de color muy parecido al de las hojas.

cupressus-sempervirens-piñas

El tronco del ciprés es recto y cuenta con una corteza delgada, más o menos lisa y con una coloración cambiante a medida que pasan los años.

El Cupressus sempervirens es dioico.

Y quizás te preguntes, ¿qué es ser dioico? Pues bien, en un mismo ciprés puede haber flores masculinas y femeninas.

Como cabe esperar, son distintas unas de otras. Las de género masculino son cilíndricas, amarillas y de aproximadamente 5 milímetros. Son las que se encargan de lanzar el polen. Sin embargo, las femeninas forman conjuntos de pequeñas piñas o conos, grisáceos-verdosos y más grandes (unos 3 centímetros).

Estos conos guardan las semillas.

Como has podido comprobar, el Cupressus sempervirens tiene una apariencia muy característica. Seguro que has visto uno de estos árboles cerca de tu casa, en el jardín del vecino o incluso en tu propio jardín.

Y si no sabías que era un ciprés, ¡ahora ya podrás identificarlos con sencillez!

automower-105

Los usos del Cupressus sempervirens

cupressus-sempervirens-setos

El Cupressus sempervirens se usa principalmente en grupos o de forma aislada en la decoración de jardines o espacios verdes. Es recurrente ver cipreses convertidos en setos.

Además, se utiliza como barrera natural contra el viento.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, uno de los nombres por los que se conoce a esta especie es por “ciprés de los cementerios” y la razón es muy simple: dado su longevidad, este árbol se ha asociado con la muerte, de ahí que en el pasado se haya plantado a las puertas de los camposantos.

Asimismo, tradicionalmente se colocaban a las puertas de las casas. Normalmente se cultivaban a pares y simbolizaban la hospitalidad del hogar.

Y sus usos no solo son ornamentales.

Muchas de las partes del árbol se emplean en el tratamiento de afecciones. Por ejemplo, la esencia del ciprés (en vahos) se usa para tratar la tos y las hojas cocidas se utilizan como infusión.

La madera se destina a la ebanistería, a la carpintería o a la escultura. Su resistencia a la humedad le ha servido para ser muy popular en la industria naval.

Las condiciones de cultivo del Cupressus sempervirens

riego-cupressus-sempervirens

El Cupressus sempervirens es una especie resistente y no hay más que ver la cantidad de años que puede llegar a vivir.

No es exigente en cuanto a los cuidados y las condiciones de cultivo, pero como todas especies vegetales, sí tiene unas necesidades de por ejemplo riego o luz.

Las condiciones de cultivo que se requieren para un buen crecimiento del ciprés son las siguientes:

  • Luz: puede vivir tanto en zonas de pleno sol como en espacios de semisombra, pero prefiere una exposición directa a la luz solar para desarrollarse de forma normal.
  • Suelo: no es exigente en cuanto al suelo en que se plante, pero crecerá mejor en los terrenos que tengan un pH ácido, neutro o alcalino. Incluso llega a tolerar la tierra pobre en nutrientes.
    Lo único que necesita es que el suelo esté bien drenado.
  • Riego: la cantidad de agua que se le suministre al árbol dependerá de factores como el tipo de suelo en el que esté plantado, la temperatura, la luz, la humedad ambiental o por ejemplo la época del año.
    Como norma general, el riego debe ser moderado (espera a que el terreno esté totalmente seco, pues sobrevive a las sequías). Además, evita mojar sus partes aéreas.
  • Poda: el ciprés no necesita ser podado. Puedes llevar a cabo una poda de formación para convertirlo en un seto. Si optas por esto, espera a finales de invierno para hacerlo.
  • Abonado: no necesita abonados especiales, ya que es una especie de bajo mantenimiento.

Como ves, cualquier persona puede plantar este árbol, pues es una especie resistente y poco exigente. Si no tienes mucha experiencia en jardinería no te preocupes.

¡Podrás conseguirlo!

¿Cuáles son las enfermedades y plagas que afectan al ciprés común?

hojas-amarillentas-ciprés

Y llegamos al apartado temido por toda persona que busque plantar una nueva especie: las enfermedades y plagas.

Aunque el Cupressus sempervirens es un árbol muy resistente, no está exento de sufrir los efectos negativos de algunas pestes o afecciones.

Destacan por ejemplo el “Cáncer de ciprés”, una enfermedad que ataca a los árboles del género Cupressus. Ésta se desarrolla en los climas húmedos y provoca que las ramas se sequen y las hojas se caigan. Se trasmite mediante insectos que introducen sus hongos en la corteza .

Otra afección importante es la denominada “Seca del ciprés”. Aparece principalmente en los árboles que se han plantado en macetas o tiestos. Ataca a las hojas volviéndolas amarillas.Éstas terminan por caerse .

El Cupressus sempervirens también es propenso a plagas como la del pulgón o la de los escarabajos de la corteza.

Y hasta aquí nuestro análisis del ciprés. Esperamos que te haya servido de ayuda en caso de que quieras plantar uno de estos árboles y si no es así, que hayas aprendido un poco más sobre esta especie.

Nos vemos en próximas entregas.

kit-desbrozadora-bateria

 

Resumen
Cupressus sempervirens, el árbol perenne que llega a vivir 1000 años
Nombre
Cupressus sempervirens, el árbol perenne que llega a vivir 1000 años
Descripción
El Cupressus sempervirens es un árbol perenne que puede vivir 1000 años. Destaca por su copa estrecha, sus hojas verdes y sus flores masculinas y femeninas.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo