Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

¿Quieres un arbusto en tu jardín que aporte color al espacio? Si es así, hoy, en nuestro nuevo artículo del blog, te enseñaremos uno de ellos: el cotoneaster.

Esta especie originaria de China no pasará desapercibida, todo lo contrario, es una planta que desarrolla una bonita flor y unos frutos rojos brillantes en forma de baya. ¡Tu jardín estará precioso!

¿Quieres saber más?

Si la respuesta es sí, te interesa seguir leyendo, pues a continuación te explicaremos qué es el cotoneaster, cuáles son los cuidados que requiere para crecer y qué enfermedades o plagas pueden atacarlo.

¿Empezamos?

¿Qué es el cotoneaster?

El cotoneaster es un arbusto que se suele cultivar por su porte y su fruto tan decorativo. Es una especie que nos ofrece una flor blanca que, tras su caída, desarrolla un fruto de color rojizo (baya).

Es un género que abarca un gran número de variedades diferentes, todas ellas con una preciosa apariencia.

Y, ¿de dónde procede el cotoneaster? ¿cuáles son sus variedades más destacadas? Pues bien, a continuación, nos centraremos en explicarte un poco más sobre este arbusto.

Características del cotoneaster

El cotoneaster es un arbusto originario de China, perteneciente a la familia de las rosáceas. Puede llegar a medir dos metros de altura y su nombre proviene del “cotone” (término italiano para el membrillo) y “aster” que significa parecido a.

Nombre científico   Cotoneaster horizontalis
Nombre común   Cotoneaster, Griñolera, Cotonoeaster horizontal
 Familia   Rosaceae
 Origen   Especie originaria del oeste de China

Esta planta tan ornamental posee unas hojas verdes, pequeñas, desarrolladas de forma alterna. Su follaje es denso, de ahí que sea un arbusto perfecto para formar setos. Además, es caducifolio o, dicho de otro modo, sus hojas se caen en la época de seca.

El cotoneaster florece en primavera.

En primera instancia, el arbusto produce flores pequeñas de color blanco crema. Éstas crecen en el extremo de los tallos, solitarias o en corimbos, y cuentan con cinco pétalos.

hojas-cotoneaster

Luego, aparecen los frutos en forma de baya, rojizos, brillantes, pequeños y con varias semillas en el interior. Éstos se mantienen en el arbusto durante bastante tiempo, por lo que son perfectos para decorar tu jardín.

El cotoneaster dispone de más de doscientas especies entre las que se pueden destacar:

  • Lacteus: también conocido como Griñolera lechosa, desarrolla hojas ovaladas, de varios centímetros de longitud y de color verde oscuro en el haz y gris en el envés. Sus flores son pequeñas, pero de un color blanco muy vistoso.
  • Dammeri: pequeño arbusto ornamental de unos treinta centímetros con flores blancas y pequeños frutos esféricos de color rojo coral.
  • Frigidus: nativa del Himalaya es un arbusto de hoja caduca que puede llegar alcanzar los diez metros de ancho con frutos pequeños y rojos en otoño.
  • Sternianus: especie del sudoeste de china que alcanza los tres metros de altura con hojas perennes y racimos de flores blancas que posteriormente se convierten en bayas rojas, moradas o negras.
  • Watereri: planta híbrida del Cotoneaster frigidus, henrianus y salicifolius, posee unas hojas elípticas de color verde oscuro. Este arbusto produce flores blancas y bayas rojas de seis a nueve milímetros de diámetro.

¿Cómo se cuida el cotoneaster?

Y llegamos al apartado más temido por cualquier usuario sin experiencia en jardinería. Si te incluyes en este grupo, desde Husqvarna queremos decirte algo.

¡No te preocupes!

Como muchas de las plantas que hemos analizado en el blog, el cotoneaster es muy sencillo de cultivar y mantener. Tan sólo necesitará que le proporciones ciertos cuidados. Con un poco de mimo y paciencia, lograrás un arbusto espectacular.

Ubicación

Muchas veces nos olvidamos que una buena ubicación será básica para lograr que una especie se desarrolle de la mejor forma.

En el caso del cotoneaster, lo ideal es ubicarlo en una zonas soleada o, en su defecto, un lugar con poca sombra. Este arbusto necesitará pleno sol para crecer e forma saludable y espectacular.

Plantes donde lo plantes, asegúrate que la tierra drene bien el agua (lluvia y riego). Puedes ubicarlo en exterior (directamente en el jardín) o en una maceta interior.

Sustrato

cotoneaster-invierno

En cuanto al sustrato, debes saber (y esto te alegrará enormemente) que el cotoneaster no es exigente en lo que a tipo de tierra y calidad de ésta se refiere.

¿Lo ideal?

Un suelo alcalino y bien drenado. El drenaje es fundamental para tener éxito en el crecimiento de este arbusto tan bonito, pues no tolera los encharcamientos.

Riego

El riego debe ser regular, aumentando la frecuencia en verano que es cuando mayores son las temperaturas. En esta época, con dos o tres veces por semana es suficiente.

Mantén la tierra siempre húmeda pero no encharcada.

Podar, solo si es necesario

La poda tienes que hacerla a finales de verano y sólo te recomendamos que elimines las ramas muertas o que se encuentren en mal estado.

El cotoneaster es un arbusto que puede cultivarse como bonsái por lo que tolera la poda de formación. Si has optado por este tipo de crecimiento, te aconsejamos que leas uno de nuestros artículos, pues en él explicamos cómo cuidar bonsáis.

Cómo plantar el cotoneaster

La plantación de cotoneaster puede hacerse a través de semillas o mediante esquejes. Si se multiplica por semillas lo ideal es esperar a primavera. De lo contrario, si has optado por cortar esquejes. Aguarda a que comience el otoño.

La siembra ha de hacerse a un metro de cada plantación.

El viento y os pájaros son de gran ayuda cuando se reproduce por semillas, pues éstos se encargan de dispersarlas por todo el jardín. Ten en cuanta esto cuando hayas decido plantar cotoneaster en casa.

Trasplante sencillo y rápido

Para llevar a cabo la plantación de cotoneaster debes seguir los siguiente pasos:

  1. Primero, retira las raíces enmarañadas pues pueden suponer un dolor de cabeza importante.
  2. Luego, haz un agujero que sea dos veces más profundo y ancho que la bola de raíces.
  3. Introduce la planta y rellena este agujero con una mezcla de tierra y compost.
  4. Finalmente, añade agua para asentar.

Y ya está, así de simple es llevar a cabo el trasplante de cotoneaster.

Enfermedades y plagas del cotoneaster

Las enfermedades y plagas que pueden atacar a este arbusto y, por tanto, afectar de forma negativa a su desarrollo son las siguientes:

  • Pulgones: insectos pequeños que se adhieren a la planta alimentándose de ellas.
  • Polilla minadora: oruga que hace agujeros.
  • Araña roja: ácaro que se alimenta de las hojas.
  • Cochinilla: parásito que se alimenta de la savia de la planta.

Ademas, el cotoneaster puede verse afectado por hongos cuando su tierra está demasiado húmeda. Sabrás que está enfermo cuando observes manchas negras, grises o rojizas en las hojas.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy.

Esperamos que te haya servido de inspiración a la hora de decorar tu jardín y, sobre todo, que te haya ayudado a cultivar el cotoneaster.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Resumen
Descubre el cotoneaster y cuáles son sus cuidados
Nombre
Descubre el cotoneaster y cuáles son sus cuidados
Descripción
En este nuevo artículo de jardinería, conoceremos el cotoneaster, el arbusto que posee unas bayas de color rojizo y que es fácil de mantener y cuidar.
Autor
Nombre de autor
todohusqvarna.com
Logo