Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

¡Nuevo día y nuevo protagonista!

A la hora de cultivar una especie se deben tener muy en cuenta una amplia serie de factores, sobre todo los relacionados con los cuidados y los requisitos de una planta. Además, en el momento de decorar un espacio, los colores que tenga la vegetación es un aspecto muy importante.

Por ello, y para darte ideas, te traemos una de las plantas más bonitas y populares para la ornamentación interior, las Calathea.

En este nuevo artículo vamos a analizar cómo se cultiva esta especie y cuáles son los problemas que te puedes encontrar durante el crecimiento de las calateas.

¿Empezamos?

¿Qué es la Calathea?

Nombre común: Calatea

Nombre científico: Calathea

Clase: Liliopsida

Orden: Zingiberales

Familia: Marantaceae

Género: Calathea

Origen: Planta herbácea originaria de las regiones tropicales de América, concretamente de Brasil y Perú.

El género Calatahea, perteneciente a la familia de las Marantacea, está formado por una gran variedad de especies herbáceas. Entre éstas destacan: Calathea mackoyana, Calathea zebrina, Calathea insignis y la Calathea ornata.

Son plantas muy populares para decorar el interior de los hogares, pues sus características y su cultivo así lo hacen posible. Pueden desarrollarse adecuadamente en el exterior si la plantación se encuentra en las regiones tropicales de América, si no es así, lo mejor es hacerlo en un espacio resguardado.

calathea-hojas

Las Calathea pueden llegar a medir unos 60 cm de altura en cultivo y excepcionalmente el metro de longitud cuando las condiciones son óptimas. Son plantas rizomatosas y herbáceas, pues no están provistas de tallos leñosos (lo están de rizomas a partir de los que crecen las raíces y el follaje).

Pero si por algo destacan las calateas es por sus hojas.

El follaje de las Calathea es perenne, es decir, se mantiene verde durante todo el año, incluso en la época de seca y en invierno. Estas hojas tienen forma de lanza, son alargadas, onduladas en los bordes y muy coloridas.

Suelen ser verdes en el haz con dibujos y en el envés tienen un color violáceo. Esta característica es la culpable de su popularidad en la ornamentación interior.

Si buscas decorar una estancia de tu casa con una planta que tenga unas hojas coloridas, siempre verdes, las Calathea pueden ser una opción más que satisfactoria.

 ¿Cuáles son los cuidados que necesita la Calathea?

La Calathea, cualquiera que sea su especie, no es una planta tan sencilla de cultivar como algunas que hemos analizamos en este blog. Debido a su delicadeza y a sus exigencias de plantación, te va a costar un poco más que se desarrolle óptimamente.

Como podrás suponer después de lo que hemos detallado en el apartado anterior, esta planta de origen tropical va a requerir unos cuidados y unas condiciones especiales. Por ejemplo, la temperatura deberá ser alta, quiere calor. Además, la humedad también tiene que ser elevada.

Sin embargo, si te preocupa su cultivo, que no lo haga pues a continuación te explicaremos cuáles son los cuidados que va a necesitar.

El ambiente y la ubicación

Las Calathea son originarias de las regiones tropicales de América, por lo que el ambiente en el que deben plantar debe estar adaptado a sus necesidades.

Las temperaturas más adecuadas son las que se encuentren entorno a los 16-30°C. No tolera las heladas ni las corrientes de aire, de ahí que lo mejor sea ubicarla en interior.

En cuando a la luz, es recomendable situarla en una zona no muy soleada.

Los riegos

regaderas

Los riegos deben adaptarse a las condiciones en las que se encuentre la Calathea. El sustrato siempre debe estar húmedo, por lo que los riegos deben ser regulares. No tolera los encharcamientos, por consiguiente, es mejor regar de menos que de más.

En cuanto a la humedad, quizás sea el factor más importante y el más peligroso en el cultivo de estas plantas. Las calateas requieren un ambiente húmedo y conseguirlo, dentro de casa, es complejo.

Lo más recomendable es situar la maceta sobre gravilla o guijarros humedecidos e ir pulverizándolos con frecuencia. No mojes las hojas.

El sustrato

Al plantar una Calathea en una maceta, lo mejor es que se use al menos una parte de turba, una de arena y una de mantillo de hojas. Así la humedad que necesitará quedará retenida en las raíces.

Y no te olvides de que la tierra debe drenar bien el agua de riego. Como hemos dicho, esta planta no tolera los encharcamientos, por lo que un exceso de líquido puede ser fatal.

La multiplicación

macetas

Las Calathea se multiplican por división de sus rizomas.

Se trasplanta cada año, a finales de primavera a una maceta de mayores dimensiones. Para ello, usa la misma tierra que hemos recomendado anteriormente y una vez que ya la has cambiado, riégala.

El abonado de la planta

¿Y hay que abonar a las Calathea? La respuesta es un sí rotundo.

Estas especies necesitan abonos líquidos diluidos en el agua de riego. Hazlo entre abril y septiembre y cada 15 días. Durante el invierno reduce el abonado.

Además, durante la época de desarrollo, usa una tierra de lombriz.

La poda

Tolera una poda de mantenimiento, es decir, la eliminación de las hojas secas.

Este proceso de debe hacer de la siguiente forma: cortar en la base, a nivel del suelo con una herramienta limpia y desinfectada. Si el utensilio no cumple con estas condiciones, la planta corre riesgo de infección.

 

¿Cuáles son los problemas que pueden afectar a estas especies?

Como muchas de las especies que hemos estudiado anteriormente, las Calathea pueden verse afectadas por alguna enfermedad, peste o por un mal cultivo.

Hagas lo que hagas, casi seguro tu planta sufrirá alguna de los problemas que vamos a detallar, por lo que no está de más que sepas cuáles son y que te los estudies detenidamente.

Lo que debes saber es:

  • Un ambiente demasiado seco, sin la humedad requerida, provocará que los bordes de las hojas se sequen. Una solución muy efectiva es colocar la planta en un recipiente con grava y aplicarle agua.
  • Un exceso de luz puede causar un arrugamiento del follaje por lo que, si tu Calathea tiene ese aspecto, ubícala en un lugar más sombrío.
  • Si tu planta no crece o si las hojas no están con el color que deberían, estás ante un problema de abonado.
  • Las cochinillas algodonosas, viejas conocidas del blog, son una de las pestes más habituales en las calateas. Si observas que en el envés de las hojas hay unas manchas, estás ante un ataque de estos insectos. En este caso tienes varias soluciones posibles: usar un algodón mojado en alcohol o emplear un fungicida específico.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya servido de ayuda a la hora de decidirte por una planta de interior y, sobre todo, en el momento del cultivo.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

 

Resumen
Decora tu casa con Calathea, la planta de hojas verdes y violetas
Nombre
Decora tu casa con Calathea, la planta de hojas verdes y violetas
Descripción
En este artículo de jardinería te enseñaremos a cultivar y cuidar una de las plantas de interior más populares, la Calathea.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo