Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

¿Conoces el Betula pendula?

Quizás ese nombre no te suene de nada, pero seguro que reconoces al abedul, la especie arbórea más plantada en toda Europa. Hoy el blog de Husqvarna lo dedicamos a estos árboles de tallo blanco que tradicionalmente asociamos con las corrientes de agua y los bosques boreales.

Vamos a aprender algo más de una de las especies autóctonas de la Península Ibérica. Repasaremos sus características y usos más habituales, los cuidados que debemos darle y aquellos problemas que debemos prevenir para mantener estos árboles en perfecto estado.

¡Vamos a ello!

Betula pendula: características y usos

Nombre científico Betula pendula R. 
Nombre común Abedul, abedul común, abedul péndulo, bedul, bidueiro, bieso
Clase Magnoliopsida
Orden Fagales
Familia Betulaceae
Género Betula
Subgénero Betula
Origen Sudeste de Asia y Europa

 

La Betula pendula es sólo una de las numerosas especies que se incluyen en el género Betula. Todas ellas se distinguen por la coloración de su corteza y su crecimiento.

El abedul está ampliamente extendido por toda Europa y el sudeste de Asia, mayoritariamente en zonas montañosas templadas. Pero también podemos encontrar ejemplares en el norte de África, las montañas del Cáucaso y Turquía e incluso en Canadá. En España es una especie autóctona, y se distribuye de forma silvestre por el norte y en zonas del centro y el sur del país.

Características del Betula pendula

E abedul es un árbol caducifolio de crecimiento rápido que puede alcanzar los 30 metros de altura. Sin embargo, su principal característica es su corteza. Todos reconocemos esta especie por el color blanquecino de su tronco.

Por norma general, el tronco del Betula pendula es delgado (aunque puede llegar a medir 2 metros) y muy recto. Su corteza se deshace en tiras de color blanco y con el paso del tiempo ésta se va oscureciendo y agrietando.

raiz betula pendula

¿Alguna vez te has fijado en sus raíces?

Estos árboles tienen raíces someras, es decir, muy próximas a la superficie. Se extienden horizontalmente y en ocasiones crean extrañas formas en la base de la planta.

Las ramas del Betula pendula son rectas, colgantes en la punta y verdes con verrugas blancas. Las más jóvenes y las yemas son lisas. Forman una copa irregular que tiende a ovalada con muchas hojas, pero no dan buena sombra.

Hablando de hojas…

Ye te hemos contado que el abedul es caducifolio, sus hojas verdes y pequeñas se vuelven amarillas en otoño para desprenderse de las ramas en invierno. Son colgantes, alternas (con una sola hoja en cada tallo) y serradas, terminando siempre en punta.

A finales del invierno este árbol florece por medio de inflorescencias unisexuales en amentos. Meses más tarde (entre abril y mayo) podemos ver sus frutos dispuestos en inflorescencias cilíndricas. Son sámaras aladas con la semilla en el centro que se parecen a una nuez, pero más pequeñas.

fruto betula pendula

Usos del Betula pendula

Esta especie está muy asilvestrada y es relativamente sencillo encontrarla en zonas que son propensas para su crecimiento. Sin embargo, esta facilidad de crecimiento, junto con su porte recto, el color de su corteza y sus hojas, también hacen del Betula pendula una especie muy utilizada en jardinería. Podemos encontrar ejemplares aislados pero también en agrupaciones

Pero no sólo es un árbol ornamental.

En ciertas zonas de España suelen emplearse abedules en plantaciones lineares junto a carreteras, especialmente si hay nieblas frecuentes. El de color blanco de su corteza destaca muy bien y aumenta la seguridad en la zona. También es habitual verlos en plantaciones urbanas funcionando como rompe-vientos.

La madera de este árbol es apreciada por su facilidad de manejo. Al ser blanda y flexible se pueden hacer muchas cosas con ella: zuecos, cuerdas y tejidos, canales para el agua…

Además su corteza es la mejor amiga de cualquier excursionista. Al deshacerse en tiras es fácil prenderle fuego para una hoguera incluso con niveles de humedad altos. También es posible destilar una brea de ella que se utiliza para curtir cuero o hacer pomadas. Y es que el abedul está tradicionalmente asociado con propiedades medicinales, para lo que se emplean bien su corteza o sus hojas.

corteza betula pendula

 

Betula pendula: Cultivo y cuidados

Por norma general el abedul tolera múltiples suelos siempre que tengan un buen aporte de agua. Prefiere los terrenos fértiles, ácidos y húmedos, con un subsuelo fresco. Sobrevive bien tanto si éstos son sueltos o pesados,  arenosos o silíceos pero siempre busca que estén bien drenados.

Es un árbol que necesita mucha luz natural, por lo que no suele estar muy rodeado de otros árboles. Soporta bien las bajas temperaturas y las rachas de viento, pero no aguanta ni las temperaturas altas ni la proximidad a la costa. Su hábitat preferido son las zonas templadas y montañosas, despejadas y con una corriente de agua cercana.

Si sabemos esto, ¿dónde debemos plantar el Betula pendula?

Pues debemos escoger aquella zona de nuestro jardín más húmeda y fresca, con acceso a mucha luz solar pero sombreada por la tarde. Por supuesto, no debemos olvidar el aporte de agua. Si no tienes acceso a un curso de agua (un arroyo, riachuelo o zona encharcada) tendrás que encargarte de mantener la planta bien regada todo el año. También puedes emplear un manto orgánico para mantener las temperaturas y la calidad del suelo.

El Betula pendula no tolera la poda.

A menos que sea absolutamente necesario debemos evitar podar este árbol, ya que sufre mucho por la pérdida de savia y al perder ramas hace que se incremente la temperatura de su suelo. Al no poder podarlo, el abedul no es la mejor opción para plantar en pasos estrechos.

hoja betula pendula

El Betula pendula rebrota muy bien, incluso tras un incendio. Es de fácil germinación y seminación aunque si estás pensando en cultivar una de estas plantas ten en cuenta que sus semillas necesitan ser estratificadas. Se pueden plantar en primavera o otoño.

También se reproduce bien por esquejes o acodo, no así por estacas.

Betula Pendula: posibles problemas que puede sufrir

Aunque el Betula pendula crece rápidamente no debemos descuidarnos, porque según va madurando se vuelve más delicado. Es más propenso a enfermar y sufrir plagas.

La principal causa de daños en el abedul son las deficiencias en el terreno. Así se debilita la planta y es más susceptible de sufrir plagas de hongos como el Lactarius torminosus o parásitos como el Piptoporus betulinos, que a parte de ser exclusivo de esta planta puede llegar a matarla. A veces pueden ser atacados por pequeños escarabajos o la larvas de las hojas, que dejan unas manchas muy anti-estéticas en las hojas.

Para conservar tu Betula pendula sano debes mantener un buenas condiciones del terreno y proporcionarle la humedad y sustratos que necesita. Está siempre alerta para atajar los daños lo más rápido posible.

Hasta aquí nuestra ficha de plantas de hoy.

Esperamos que hayas aprendido algo más de uno de los árboles más característicos de la geografía europea. Y ahora, ¿te animas a incluirlo en tu jardín?

Resumen
El Betula pendula, nuestro árbol autóctono de corteza blanca
Nombre
El Betula pendula, nuestro árbol autóctono de corteza blanca
Descripción
El Betula pendula, o abeto común, es una de las especies más plantadas en toda Europa. Su corteza blanca, porte recto y hojas caducas la hacen perfecta para dar un toque diferente a tu jardín.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo