Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

La azalea es una de las plantas más utilizadas en jardinería por la belleza de sus flores. Sin embargo también es una de las especies más exigentes.

No te preocupes, ¡está todo bajo control!

Hoy en el blog de Husqvarna aprenderemos todos los cuidados que requieren estas variedades, desde su cultivo al mantenimiento diario y actuaciones especiales como la poda y sus problemas más frecuentes.

¡Vamos a ello!

Las azaleas

Nombre comúnAzaleas
DivisiónMagnoliophyta
ClaseMagnoliopsida
FamiliaEricaceae
GéneroRhododendron L.
OrigenLas azaleas son originarias de varios continentes y las especies más empleadas proceden de Japón y China.

Hay numerosas variedades de azaleas. Muchas de ellas son creaciones híbridas para obtener especímenes con las flores y colores más espectaculares.

Las azaleas crecen como arbustos y tienen una floración muy abundante en toda la planta. Sus flores son grandes y tienen colores variados, frecuentemente en tonos rojos, rosas y blancos. Por ello son muy usadas como plantas ornamentales.

Flor de la azalea

Por sus necesidades de mantenimiento es más frecuente verlas en interior, pero también podemos encontrarlas en jardines exteriores. Una de las variedades más empleada es la azalea japónica.

Cuidados básicos de las azaleas

Estas plantas requieren unos cuidados frecuentes para mantener su floración y buen aspecto. Una deficiencia en su mantenimiento básico diario acaba por debilitar la planta, que pierde sus flores y adquiere un aspecto decaído poco atractivo.

¿Cómo evito que esto suceda?

Estos cuidados frecuentes no implican una gran dificultad. Simplemente debes atender a estos cuatro aspectos clave:

  • Ubicación: las azaleas crecen tanto en interior como en exterior. Sufren en climas calurosos y secos, por lo que debes suplir las deficiencias del clima si decides plantarla en un jardín exterior o mantenerla en una habitación cerrada sin ventilación.
  • Temperatura: las azaleas no soportan cambios de temperatura bruscos. Necesitan ambientes templados y bien ventilados. En exterior hay que protegerlas de temperaturas muy bajas y en interior de la falta de humedad.
  • Luminosidad: estas plantas requieren mucha luz. Pero ¡ojo! no debes exponerla directamente al sol o sus hojas se marchitarán. Lo mejor es mantenerla en zonas de semisombra.
  • Riego: por norma general, la azalea requiere mucha humedad, tanto en el ambiente como por medio de riego. Para aportarle agua debes dejarla todos los días en un plato o recipiente con agua sólo durante 5 -10 minutos. Así las raíces recogen todo el agua que necesitan y la planta no se encharca. Es muy importante tener en cuenta que para el riego debes usar agua blanda (PH de 4 o 5). Tu mejor aliada es el agua de lluvia.

Como ves estos cuidados no son muy difíciles de llevar a cabo. Simplemente debes ser meticuloso y no olvidarte de mimar tu azalea cada día.

Cómo cultivar una azalea

Para cultivar esta planta, especialmente en exterior, debes seleccionar cuidadosamente su ubicación. Como ya sabes, zonas de semisombra o sombra son las más adecuadas. Recuerda que las zonas de sombra profunda pueden causar estragos en la planta, ya que necesita mucha luz. Además, debes protegerla de las heladas.

Otro punto a tener en cuenta es el sustrato.

Las azaleas requieren terrenos ligeramente ácidos y sufren con los calcáreos. La tierra debe permanecer suelta y tener un buen drenaje para evitar que la planta se encharque. Dependiendo de las variedad que tengas deberás abonar con mayor o menor frecuencia.

Durante la dormancia o período de reposo, puede ser necesario trasplantar la azalea para aumentar su floración en el año siguiente. Generalmente a finales de primavera o principios de otoño se traslada la planta a una maceta algo mayor, con un buen drenaje y un sustrato óptimo.

¿Debo podar mi azalea?

arbusto azalea

La respuesta a esta pregunta es complicada.

No todas las variedades de azaleas necesitan una poda frecuente. Asegúrate de cuáles son las necesidades de tu ejemplar antes de empezar a cortar.

Por norma general, durante la floración se deben eliminar las flores marchitas para favorecer la aparición de otras nuevas. Una vez la planta se encuentra en reposo puedes realizar una poda de mantenimiento para evitar su crecimiento excesivo y conservar la forma deseada.

Los problemas que pueden afectar a las azaleas

flor azalea blanca

Tal y como te hemos estado contando hasta ahora, estas plantas son susceptibles de sufrir daños importantes si no se realizan los cuidados diarios necesarios. Principalmente las causas son debidas a una situación poco adecuada o un sustrato incorrecto.

Una enfermedad frecuente en estas plantas es la clorosis férrica. Para solucionar este problema añade fertilizantes de alto potasio y hierro. Además, la azalea puede sufrir moho si se acumula agua en sus hojas y ramas. Para evitarlo no riegues la planta pulverizando sus hojas ni con un aporte directo en la tierra. Emplea un platito como te indicamos anteriormente.

Los insectos que más atacan a la azalea son los ácaros de las arañas, las orugas y las chinches de encaje. Tener una planta fuerte ayuda a prevenir su aparición.

Y con estos puntos ya tienes toda la información necesaria para cuidar tus azaleas y que luzcan sanas y con flores vistosas durante muchas semanas.

Resumen
Cómo cuidar azaleas: claves para mantener plantas exigentes
Nombre
Cómo cuidar azaleas: claves para mantener plantas exigentes
Descripción
Las azaleas son plantas muy delicadas y que exigen grandes cuidados. Siguiendo unos pocos pasos puedes conservar tus azaleas saludables y mantener sus flores durante semanas.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo