Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Nada mejor para acabar la semana que una ficha de plantas, ¿no crees?

Nuestro protagonista de hoy es el Acer negundo, un tipo de acer originario de Norteamérica que se usa mayoritariamente como planta ornamental. También conocido como arce americano o arce de hoja de fresno, seguro que más de una vez has visto en avenidas o paseos, decorando ambientes urbanos.

Su crecimiento rápido y facilidad de adaptación lo hacen una especia óptima para infinidad de jardines.

Vamos a conocer algo más sobre las características del Acer negundo, sus cuidados, necesidades y todos los usos que podemos darle.

¡No te pierdas ni un detalle!

Acer negundo: qué es y qué características tiene

Nombre común: Arce negundo, Negundo, Bordo, Arce americano, Arce de hoja de fresno

Nombre científico: Acer negundo L.

Clase: Magnoliopsida

Orden: Sapindales

Familia: Sapindaceae

Género: Acer

Origen y distribución: Originario de los climas templados del norte y centro de América, su gran capacidad de adaptación lo ha naturalizado en zonas muchos otros territorios. Llega a Europa en el siglo XVIII y podemos encontrarlo en toda la Península, tanto cultivado como de forma silvestre.

Las principales características del Acer negundo

El negundo es un árbol caducifolio que suele crecer entre 10 y 15 metros, aunque algunos ejemplares llegan a los 20 metros.

Al igual que otros tipos de Acer tiene hojas opuestas. Sin embargo, la hoja de este arce tiene entre 3 y 7 folíolos oblongos y dentados pasando del verde en verano a un característico amarillo en otoño. Su apariencia es similar a la del fresno, por eso también se conoce como «Arce de hoja de fresno».

¿Y qué sabemos de sus flores?

El Arce negundo es una especie dioica, por lo que existen plantas femeninas y plantas masculinas, con su respectivo tipo de flores. En primavera sus flores femeninas dan unos frutos con muchas semillas que se disponen en disámaras aladas.

Estas disámaras son muy llamativas, ya que permanecen en la planta incluso llegando el invierno. Pero, ¡ojo! Al caer al suelo producen un montón de desperdicios que debemos retirar si queremos un jardín bien cuidado.

Además, el Negundo es un superviviente.

Este pequeño árbol se caracteriza por su resilencia, sobrevive y se adapta fácilmente al medio en el que se encuentra.

Pese a que prefiere climas templados, puede aguantar períodos de seca y la exposición directa al sol. También es resistente al frío y en ambientes húmedos incluso puede convertirse en especie invasora.

Así que ya sabes, si decides incorporar un arce negundo a tu jardín, aléjalo de terrenos muy húmedos.

Cultivo y cuidados

Como ya has visto, el Arce negundo es un árbol que se reproduce normalmente por semillas. Sin embargo podemos cultivarlo de formas diferentes:

  • Semillas: la forma más usada de reproducir este tipo de arce. Hay que tener en cuenta que tienen un letargo interno y necesitamos una estratificación antes de la siembra.
  • Trasplante: gran resistencia a este cultivo. No te olvides: necesita suelos frescos y sus preferidos son los neutros, aunque aguanta los calcáreos.
  • Multiplicación por acodo o esqueje: para efectos óptimos debemos usar ramas vigorosas y plantarlas a finales de primavera. Mantén el aire húmedo.
  • Injerto: lo más adecuado es usar un injerto de costado o un injerto enchapado de costado.

Uno de los principales cuidados de un árbol es la poda.

En el caso del Acer negundo no es recomendable su poda frecuente. Los principales motivos es la aparición de hongos e insectos que pudren la planta.

Siempre que puedas realiza podas suaves, ya que este tipo de arce pierde mucha savia. La mejor época es a finales del invierno o en primavera.

Si se dañan algunas ramas lo mejor es eliminarlas realizando cortes limpios y sin desgarros.

Usos más frecuentes

Principalmente el Acer negundo es de uso ornamental, decorando jardines y zonas urbanas. Soporta muy bien ambientes adversos y la contaminación, por eso es frecuente utilizarlo en alineación de paseos y avenidas.

Su copa es frondosa y la hojas de este arce dan buena sombra, aunque sus frutos producen muchos deshechos.

En zonas de EE.UU. se utiliza el Negundo para hacer jarabe de arce, aunque su calidad es inferior al producido con otros tipos de arce.

Y una curiosidad: el Arce negundo es el material de la flautas de madera más antiguas encontradas en América. Tienen más de 1500 años y se encontraron en lo que hoy día es Arizona (EE.UU).

Interesante, ¿no?

¿Qué problemas puede tener el Acer negundo?

Hay múltiples causas por las que una planta puede sufrir problemas a lo largo de su vida. Muchos de estos se deben  a las propias características de la especie y otros por un mal cuidado. Lo mejor siempre es prevenir para evitar daños.

Conozcamos los principales contratiempos que puede sufrir el Arce negundo.

Aunque el Negundo es un árbol con mucha resistencia al clima, su madera es blanda y sus ramas rompen y se pudren con facilidad.

Es sensible a períodos de seca y con mucho sol o viento las hojas del arce se secan y marchitan, aunque se recupera rápidamente.

¿Recuerdas los problemas que le causa la poda?

Al dejar su madera expuesta, el Acer negundo es muy susceptible de ser afectado por la cochinilla y otros insectos como los pulgones y la oruga.

Otro de los problemas derivados de la poda son los hongos. Es muy difícil erradicarlos, así que está siempre alerta a cualquier señal de aparición para poder combatirlos inmediatamente.

 

Resumen
Acer negundo, uno de los árboles con más capacidad de adaptación
Nombre
Acer negundo, uno de los árboles con más capacidad de adaptación
Descripción
El Acer negundo es un tipo de arce muy utilizado como planta ornamental, especialmente en jardinería urbana. Su facilidad de adaptación le permite sobrevivir en múltiples climas.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo