Escucha el post
Voiced by Amazon Polly

Estarás de acuerdo con nosotros en que, si hay un árbol popular en las regiones mediterráneas, es el olivo. Hoy, para terminar la semana, te traemos un post en el que hablaremos de una de las variedades de este árbol tan común, el acebuche.

El acebuche es una planta silvestre que suele tener porte arbustivo. Destaca por su rusticidad y resistencia, de ahí que se le considere el “Olivo salvaje”.

En este artículo explicaremos qué es el acebuche, cuáles son sus características más importantes y las diferencias que tiene con el olivo, cuáles son sus usos y algunas particularidades de su cultivo.

¡Vamos con ello!

¿Qué es el acebuche?

A diferencia de lo que pasa con la mayoría de especies de las que hablamos en este blog, es probable que “acebuche” sea una palabra que no te suene de nada. Es más, sería totalmente lógico que lo que te sonase fuese su nombre científico “Olea europaea var. sylvestris”.

Pero, ¿qué es un acebuche?

Nombre científico Olea europaea var. sylvestris
Nombre común Acebuche
Clase Magnoliopsida
Familia Oleaceae
Género Olea
Origen Especie nativa de las regiones de clima mediterráneo.

El acebuche es un olivo, una variedad silvestre que ha crecido en la naturaleza sin ningún tipo de control humano. Es una especie salvaje que no se ha cultivado para ningún fin.

En la actualidad, este olivo silvestre forma parte de nuestro paisaje, sobre todo en las regiones mediterráneas. Es habitual encontrarlo al abrigo de encinas, algarrobos o alcornoques.

Las características del acebuche

Tal y como te hemos mencionado con anterioridad, el acebuche es un olivo, un olivo que ha crecido en la naturaleza sin control de ningún tipo.

Salvaje, pero un olivo, al fin y al cabo.

Es habitual confundirlo con el “Olivo común” pues tiene características similares. Sin embargo, tienen frutos, hojas y portes diferentes.

El acebuche es una especie de crecimiento lento con porte arbustivo. Tiene ramas intrincadas y un tronco poco definido.

Puede llegar a alcanzar varios metros de altura si se desarrolla lejos de animales (sirve como alimento para el ganado). En la actualidad, se ha popularizado su uso como bonsái, pero de esto hablaremos más adelante.

¿Cómo son sus hojas?

Una de las partes más características del acebuche son sus hojas. A diferencia de las del olivo, éstas son pequeñas y delgadas, de color verde muy oscuro. Se mantienen en el arbusto durante todo el año, incluso en la época de seca (perennes).

Las flores carecen de interés alguno, pues son pequeñas, crecen en racimos axilares y tienen una tonalidad verde-amarillenta.

¿Y los frutos?

Al fruto del acebuche, al igual que a los del olivo, se le conoce como olivas (o acebuchinas). Son de menor tamaño, poco carnosas y no tienen tantos aceites como las variedades que se cultivan (mayor tamaño). Si pasado un tiempo un olivar se deja sin cultivar sus frutos, se van acebuchando.

El acebuche fructifica en verano.

Los usos del acebuche

El acebuche cuenta con diferentes usos, pero los más destacados son los siguientes:

  • Desde hace muchos años se ha empleado como “patrónpara el cultivo de otras variedades. Es una especie muy rústica y resistente, por lo que ha servido de experimento para muchos cultivares.
  • Se suele usar para repoblaciones forestales.
  • Es un arbusto perfecto para decorar el jardín, gracias en gran parte a su bajo mantenimiento y a su gran resistencia. Es habitual verlo como bonsái. En uno de nuestros artículos habíamos hablado de cómo se cuida un bonsái de olivo, por lo que, si tienes interés en este tipo de plantación, es tu post perfecto.
  • Sus hojas cuentan con algunas propiedades medicinales por lo que se utilizan para algunos tratamientos (disminución de la presión sanguínea, hipoglucemia…)
  • En algunas zonas del mediterráneo elaboran aceite de acebuche y en los mercados japoneses es un bien muy preciado más que el AOVE y su fin es cosmético.

Cultivos del acebuche

Para plantar este tipo de árbol, podemos elegir dos estaciones: primavera o otoño

En primavera es una buena época si queremos disponer de un acebuche de largo crecimiento. Pero si nos interesa más que nuestro árbol no requiera grandes mantenimientos ni cuidados, y no queremos grandes malezas o plagas. Sembrar en Otoño es una buena opción.

Aunque recomendamos el cultivo en primavera. En el resto de estaciones, mantener el acebuche a salvo de las inclemencias es mucho más complicado y no es seguro su supervivencia.

¿Cómo se cuida un acebuche?

El acebuche es un arbusto resistente y rústico que requiere muy poco mantenimiento. Es una especie que crece en la naturaleza sin ninguna ayuda, no necesita cuidados más allá de los básicos.

Lo que debes saber respecto a su cultivo es lo siguiente:

  • Crecen en casi todas las zonas del clima mediterráneo.
  • Se adaptan a prácticamente todos los suelos, incluso a los más pobres. Prefiere los terrenos calizos y ricos en nutrientes.
  • Resiste la sequía y el calor y se adapta a suelos pobres.
  • No tolera ni la excesiva humedad ni las bajas temperaturas.
  • Puede crecer tanto a nivel del mar como en altitudes de hasta 1500 metros.
  • La poda se realizará solo de mantenimiento de la planta en primavera.
  • Abono. En los meses de noviembre y marzo de abono compuesto de fósforo, nitrógeno y potasio.
Resumen
¿Sabes qué es un acebuche?
Nombre
¿Sabes qué es un acebuche?
Descripción
Artículo en el que se describe el acebuche, el olivo silvestre. Hablaremos de las características, usos y su cultivo.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo