Escucha el post
Plantas tapizantes, la alternativa perfecta al césped tradicional
5 (100%) 446 votes

La jardinería está de moda, de eso no cabe duda. En los últimos años se ha producido un aumento del interés por mantener cuidados los espacios verdes de las casas y las zonas ajardinadas públicas.

Gracias a esto, podemos aprender y conocer más detalles sobre especies de plantas de las que, a lo mejor, ni siquiera habíamos oído hablar.

Y las plantas tapizantes son un buen ejemplo de ello.

Esta vegetación rastrera aparece como alternativa al césped tradicional y se emplea para dar color y vivacidad a los rincones más oscuros, aburridos y sosos. Existen diferentes tipos de tapizantes, y de ellos hablaremos en este artículo.

De uso principalmente ornamental, las especies rastreras cuentan con numerosas variedades, siendo las más comunes y populares las que detallaremos a continuación.

Si quieres saberlo todo sobre las plantas tapizantes, ¡qué mejor manera de hacerlo que en el blog oficial de Husqvarna!

¿Qué son las plantas tapizantes?

¿Quieres renovar tu jardín y alejarte de lo convencional? ¿Prefieres dejar a un lado el césped, la hierba y usar otro tipo de vegetación? Si es así, decirte que tenemos la solución perfecta para ti: las plantas tapizantes.

También se conocen como rastreras y están compuesta por especies que, una vez que germinan, cubren la totalidad de una superficie y, sobre todo, del suelo.

Destacan por su desarrollo específico, pues como quizás puedas intuir, forman una especie de cubierta denominada alfombra vegetal. Ésta es capaz de crecer por todo el terreno, cubriendo por completo un espacio.

¿Para qué se usan?

plantas-rastreras

Son plantas de uso principalmente ornamental.

Gracias a su bajo mantenimiento y a la poca cantidad de agua que necesitan para sobrevivir, estas especies se usan como alternativa al césped tradicional. En la actualidad, se emplean para recubrir tanto terraplenes, taludes y vallas como paredes o superficies irregulares.

¡Y no nos olvidemos de los acuarios!

Sí, también hay plantas tapizantes acuáticas. La popularidad de estas variedades se ha ido acrecentando con el paso de los años y las peceras pasan de ser simples rocas o cubículos a convertirse en perfectos paraísos.

¿Y quién no querría tener un paraíso submarino?

Entre las acuáticas destacan la Utricularia graminifolia (planta carnívora originaria de Asia), la Eleocharis parvula (conocida como “junquillo salado”) y la Riccia fluitans (con cuerpo en forma de tridente).

Si buscas una planta que te ayude a disimular las imperfecciones de un terreno o cubrir áreas donde apenas pueda crecer otro tipo de vegetación, las tapizantes son ideales para ello. Además, son una buena solución natural para las malas hierbas, puesto que las privan de la luz, del agua y de los nutrientes que necesitan para proliferar.

Con las rastreras también podemos tener caminos frondosos y coloridos.

Y para decorar las zonas de paso, las áreas alrededor de los árboles o esos muros de color gris que no aportan nada, es para lo que se utilizan las plantas tapizantes.

Puede que ya conozcas alguna de las variedades de rastreras, pues muchas de ellas se pueden encontrar en prácticamente cualquier jardín del vecindario o de la ciudad. Pero, lo que quizás no sepas, es que existen muchísimas especies tapizantes, siendo todas ellas vistosas y originales.

Las ventajas y las desventajas de las plantas tapizantes

ventajas-plantas-tapizantes

La llegada de las plantas tapizantes a nuestros jardines se ha cobrado una víctima, el césped.

La popularidad con la que gozan viene determinada por los escasos requisitos de cuidado que tienen. Estas especies han proliferado gracias a la sencillez de su cultivo y en muchos casos, han llegado a superar a la clásica hierba (por lo menos en lo que se refiere a usos).

Pero no son todo ventajas.

Como toda variedad vegetal, también tienen aspectos en contra. Conocer cada uno de los aspectos, positivos y negativos, en muchas ocasiones, supondrá el éxito de un jardín. Sus cuidados, sus texturas o su crecimiento son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo su plantación.

Para evitar que la decoración de tu jardín sea un fracaso, te dejamos una lista de los factores positivos y los negativos. Analiza con sumo cuidado cada uno de los puntos y valora si te compensa plantar este tipo de especies.

Las ventajas de las rastreras frente al césped

maleza-jardín

Tal y como hemos mencionado, las plantas tapizantes se han convertido en la alternativa perfecta al césped tradicional, y esto es gracias a sus numerosas ventajas:

  1. Brindan una gran variedad de colores y texturas. Algunas tapizantes tienen flores y otras incluso son olorosas. Las posibilidades de decoración son más y mejores, por lo que se pueden crear jardines muy especiales e interesantes.
  2. Cuando en el jardín se instalan este tipo de plantas, el trabajo se reduce considerablemente, ya que no hay que segarlas. El mantenimiento es mucho menor y son perfectas para los principiantes de jardinería.
  3. No necesitan tanta agua para desarrollarse de forma óptima, sobre todo cuando ya han arraigado. Sin embargo, el césped se debe regar habitualmente. Además, el sistema más habitual de riego es el de microdifusión (instalación sencilla que permite un mayor ahorro de agua) mientras que el de la hierba es con aspersión (son sistemas más caros).
  4. Se pueden plantar en cualquier tipo de superficie, desde suelos irregulares a paredes o muros. Son perfectas para taludes pues no sólo sirven para ornamentación, también son capaces de sujetar el suelo y detener la erosión. Las posibilidades y las aplicaciones son más.
  5. Crean una capa de residuos orgánicos cuando las hojas viejas se caen. Estos se convierten en una fuente de nutrientes, pues, al fin y al cabo, una vez que se descomponen se convierten en abonos naturales. Con las tapizantes prácticamente no vas a necesitar abonar.
  6. Son un remedio natural para las malas hierbas. Cuando se cultivan plantas cubresuelos, éstas comparten suelo, agua y nutrientes con la maleza, por tanto, evitan su proliferación.

Como ves, las plantas tapizantes presentan un cultivo sencillo, un mantenimiento menor y grandes posibilidades, no sólo de decoración. Con las rastreras, tu jardín se verá limpio, colorido y fresco.

Las desventajas de las plantas tapizantes

Aunque presentan numerosas ventajas, las tapizantes también tienen ciertos inconvenientes. Pero no te preocupes, la cantidad de puntos negativos, es mucho menor que el número de aspectos positivos.

Destacan los siguientes:

  1. No se pueden pisar de la misma manera que la hierba: quizás sea el aspecto más importante a la hora de considerar plantar especies rastreras en un jardín. Algunas variedades sí soportan el pisoteo, como por ejemplo la Leptinella squalida o las del género Thymus.
  2. Para cubrir por completo una superficie, requieren que pase cierto tiempo, algo que si se usan tepes de césped no pasaría. Aunque necesitan periodos más largos, la espera merecerá la pena.
  3. Requieren un estudio más profundo: tal vez no sea una desventaja, pero, conocer la especie y todo lo que conlleva (es decir, los cuidados y requisitos) es de suma importancia a la hora de sembrar tapizantes.

Los tipos de plantas tapizantes

planta-tapizante-crasa

Existen multitud de variedades y tipos de plantas que se pueden usar para cubrir el jardín o el muro que rodea nuestra casa. Su uso ornamental y sus facilidades de cuidado hacen que su utilización se haya puesto de moda con el paso de los años.

Los tipos de tapizantes más comunes son las crasas (con hojas carnosas), las vivaces (caducifolias), las perennes (verdes todo el año), las trepadoras y los arbustos (tallos ramificados).

Crasas

Son las plantas tapizantes que se caracterizan por tener unas hojas carnosas recubiertas con pelusa. Estas hojas de gran tamaño son las encargadas de almacenar el agua y los nutrientes que requiere la planta, por tanto, las cantidades necesarias de agua son mucho menores.

Además, presentan un menor mantenimiento que otras especies. Dentro de este grupo se encuentran por ejemplo la Lampranthus aureus.

Vivaces

Son las tapizantes que pierden las hojas y los tallos durante la época más fría. Mantienen latentes las raíces hasta que llega la primavera. Cuando las temperaturas aumentan, las partes que han perdido comienzan a rebrotar sin ningún problema.

Destaca la Festuca glauca.

Perennes

Al contrario que las anteriores, estas especies conservan todas las hojas y los tallos durante el otoño y el invierno. Algunas incluso florecen durante todo el año, por eso también son conocidas como “siempre verdes”.

Destaca la Begonia semperflorens.

Trepadoras

Son las que se usan para cubrir la totalidad de paredes, muros o columnas. Tienen unos tallos que crecen de forma considerable. Las trepadoras se adhieren a la superficie y trepan por ella.

Dentro de esta categoría se incluye la Hedera helix o la Lonicera.

Arbustos

Son las plantas tapizantes de carácter leñoso que carecen de tronco. En su lugar tienen tallos ramificados. Son de menor tamaño que los árboles propiamente dichos.

Destacan el Romero rastrero o el Junípero.

Las cinco plantas tapizantes más comunes y populares

La variedad de plantas rastreras es tan amplia que resulta difícil elegir solo cinco de ellas.

Tal y como se ha dicho anteriormente, existen cinco grandes grupos de especies tapizantes: las crasas, los arbustos, las vivaces, las perennes y las trepadoras. Y dentro de cada uno de ellos nos encontramos con multitud de variedades, unas más comunes que otras.

En este artículo hablaremos de una de las plantas más populares dentro de cada una de las cinco categorías. Analizaremos sus características, los cuidados que necesitan y, en algunos casos, las plagas o enfermedades a las que pueden estar expuestas.

¡Inspírate con las plantas tapizantes detalladas!

Lampranthus aureus, la planta de flores naranjas

Nombre científico: Lampranthus aureus

Nombre común: Lamprantus, Mesen naranja

Familia: Aizoaceae

Género: Lampranthus

Origen: Esta especie tiene su origen en las regiones áridas del sur de África.

lampranthus-aureus

Dentro del género de plantas crasas (también conocidas como suculentas) nos encontramos con la Lampranthus aureus.

El aspecto de esta tapizante es muy característico.

Dispone de un tallo erguido que puede llegar a medir unos 30 o 40 cm de longitud. De éste, brotan unas pequeñas hojas muy carnosas de color verde. La función principal de estas hojas es la de almacenar el agua y los nutrientes que necesita la planta para desarrollarse correctamente y para sobrevivir a las inclemencias climáticas.

Las flores de la lamprantus se forman en el ápice de los tallos. Presentan un cáliz con cinco sépalos y una corola rica en pétalos. Estos últimos son largos, estrechos y con una tonalidad naranja muy luminosa.

Florece en primavera.

Es una especie que se suele emplear para recubrir taludes, rocas o para decorar las terrazas y los balcones. Gracias a las características de sus hojas, es la planta perfecta para las zonas secas del jardín.

¿Qué necesita la Lampranthus aureus?

lamprantus-flores

Es una planta muy fácil de cultivar y no requiere cuidados especiales, más allá de los habituales.

Necesita unas temperaturas entorno a los 16ºC, aunque se desarrolla de manera óptima en climas mucho más cálidos. Sin embargo, pese a soportar temperaturas muy elevadas, es una especie muy sensible al frío extremo. Además, crece muy bien en zonas expuestas al sol y con una humedad relativa baja.

Lo que debes saber con respecto al cultivo de esta especie es los siguiente:

Ubicación: necesita estar a pleno sol para que pueda florecer en todo su esplendor. Tolera muy bien la salinidad y es por ello que suele plantarse en los jardines costeros del mediterráneo.

Riego: la cantidad de agua que se le suministre debe ser moderada, pues es una planta muy resistente a la sequía.

Suelo y trasplante: puede desarrollarse en suelos de casi cualquier tipo, desde porosos hasta calcáreos. Lo que sí deben cumplir es que tienen que tener un buen drenaje. La plantación y el trasplante lo hay que hacer en primavera.

Abono: debe ser moderado, en primavera y usando un abono rico en materia orgánica.

En cuando a las plagas y enfermedades a las que puede estar expuesta esta planta, cabe señalar que el único parásito que puede dar algún tipo de problema es la cochinilla algodonosa. Se trata de una de las plagas más persistentes y para su erradicación se necesita ser muy constante en el tratamiento.

¿Cuáles son sus efectos negativos?

Este pequeño insecto succiona la savia de la Lampranthus. Sus efectos se ven a simple vista, pues aparecen manchas oscuras en las hojas y malformaciones en el tallo.

La Begonia semperflorens, la planta perenne de uso ornamental

Nombre científico: Begonia semperflorens.

Nombre común: Begonia o flor de azúcar.

Clase: Magnoliopsida

Familia: Begoniaceae

Origen: Es una planta cuyo hábitat natural se encuentra en las regiones tropicales y subtropicales de América, África y Asia.

begonia-semperflorens

La Begonia semperflorens es una planta perenne que puede llegar a medir unos 40 cm de altura.

Presenta unas raíces fibrosas, unos tallos carnosos, ramificados y unas hojas ovales y redondeadas. Sus flores están concentradas en cimas de color rosa, rojo o blanco y florecen durante todo el año.

Su uso principal es el ornamental.

De la Begonia semperflorens se pueden obtener distintas variedades, diferenciadas entre sí por su tamaño o por el color de las hojas.

Es la planta tapizante perfecta para bordes, parterres o para un cultivo en maceta (tanto interior como exterior).

¿Cuáles son los cuidados de la begonia?

begonias

Esta planta, al igual que las demás tapizantes, no necesita unos cuidados especiales más allá de los relacionadas con por ejemplo la luz, el clima o el riego.

Lo más importante es lo siguiente:

Luz: Crece de forma óptima en zonas de semisombra y se puede desarrollar en lugares de sombra completa o a pleno sol. No es exigente en cuanto a la luz que recibe.

– El riego debe ser frecuente y moderado, evitando los encharcamientos. Si se moja con demasiada cantidad de agua, la base de los tallos puede llegar a pudrir.

– Tolera temperaturas cálidas y no soporta ni el frío, ni los vientos ni las heladas. Durante el invierno se aconseja cubrirla con algún tipo de cobertura para evitar cualquier problema que pueda surgir a causa de las bajas temperaturas.

– En cuanto al abono, cabe señalar que se debe llevar a cabo cada semana durante la floración. En primavera hay que usar un fertilizante especial para begonias.

Estas plantas pueden verse afectadas por la plaga de pulgones y caracoles. Además, pueden aparecer otras pestes como las de la mosca blanca o las de ácaros.

Al hablar de las enfermedades, debemos señalar la botrytis que provoca manchas pardas y el oidio, que causa manchas blanquecinas y ataca a las partes aéreas de la planta. Otras son la Agrobacterium tumerfaciens, la Corunebacterium fascinas y la Xanthormonas.

Hedera helix, la planta tapizante que trepa

Nombre científico: Hedera helix

Nombre común: Hiedra o Yedra.

Familia: Araliaceae

Clase: Magnoliopsida

Origen: La hiedra es originaria de los bosques húmedos del sur, centro y oeste del continente europeo. Habita en el norte de África y de Asia, y en zonas que van desde India hasta Japón.

hedera-helix

Estarás de acuerdo con nosotros en que la hiedra no necesita grandes presentaciones. Conocida por todos, esta especie pertenece al grupo de plantas tapizantes trepadoras. Cuenta con usos principalmente ornamentales, sin embargo, en el pasado, los fines de esta planta eran medicinales.

Es un arbusto provisto de raíces aéreas autoadherentes.

Sus hojas perennes, son persistentes, coriáceas y de un color verde intenso. Las hojas de las ramas fértiles son romboidales y las de las estériles presentan una forma triangular. Sus flores son pequeñas y se reúnen en umbelas simples formando una panícula.

En cuanto a su fruto, éste es una baya negra, venenosa y del tamaño de un guisante. Gracias a las raíces diminutas que se desarrollan en los tallos, la hiedra es la tapizante perfecta para cubrir paredes, muros y pérgolas.

Es una planta trepadora autónoma.

Las condiciones de plantación de la Hedera helix

hiedras

Para desarrollarse correctamente y sin ningún problema, la hiedra tiene los siguientes requisitos de cultivo:

– Es una especie que habita en zonas sombrías, por tanto, una luz excesiva puede resultar perjudicial. Cabe señalar, que las variedades que tienen tonos blancos y amarillos necesitan más luz que la hiedra verde.

– Tolera bajas temperaturas y prefiere un ambiente con humedad.

– El suelo más indicado para su cultivo es el alcalino con buen drenaje.

– El riego debe ser regular, de modo que el terreno esté siempre fresco. No soporta los encharcamientos.

– En verano (los meses de más calor y sequía) hay que aportar fertilizante.

En cuando a las enfermedades a las que puede estar expuesta, debemos señalar la Bacteriosis, la Xanthomonas (manchas en las hojas y chancros en los tallos), el oidio o hongos como el Colletotrichum o el Erysiphe.

Las pestes que pueden causar algún problema en la Hedera helix son: Pulgones, Cochinillas y Araña Roja. Todos estos organismos succionan la savia de la planta y provocan malformaciones, pudrición o manchas foliares.

Rosmarinus officinalis ‘Prostatus’, el arbusto que cubre el terreno

Nombre científico: Rosmarinus officinalis ‘Prostatus’

Nombre común: Romero rastrero

Familia: Lamiaceae

Clase: Magnoliopsida

Origen: El romero rastrero es un arbusto aromático originarios de zonas mediterráneas como las Azores, las Islas Canarias, Madeira e incluso Bulgaria y Ucrania.

romero-rastrero

El romero rastrero (Rosmarinus officinalis ‘Prostatus’) es un arbusto que, en vez de crecer con ramas erectas, lo hace por el suelo. Es leñoso, de hojas perennes y muy ramificado. Sus tallos más jóvenes están cubiertos de una borra que desaparece al crecer.

Las hojas son pequeñas y de forma lineal. Presentan un color verde oscuro por el haz y un tono más blanquecino por el envés. Son muy aromáticas y contienen aceites esenciales.

Las flores tienen una longitud aproximada de 5 mm y su corola es de una sola pieza. El color varía según la variedad de romero que sea. En algunas ocasiones serán rosas, en otras blancas o rojizas.

Son axilares, aromáticas y se localizan en la cima de las ramas.

Cuáles son los cuidados que necesita el romero?

romero

El romero rastrero se ha cultivado desde la antigüedad en las zonas bañadas por el Mar Mediterráneo y en el Cáucaso. Esto ha condicionado el cultivo de esta planta tapizante.

Existen más de un centenar de cultivares gracias, en gran parte, a su facilidad de cultivo. Esta especie no necesita cuidados particulares para desarrollarse de forma óptima. Basta con los que se analizan a continuación:

-No requiere grandes cantidades de agua para sobrevivir. No soporta el exceso de riego por lo que el sustrato debe facilitar el drenaje de agua. Mejor regar de menos que de más.

-Cuando se cultiva en maceta, este recipiente debe drenar correctamente. La mezcla perfecta es la formada por turba negra y perlita.

– Tolera los terrenos secos y calcáreos.

-Requiere mucha luz para crecer.

-En cuando al abono, el romero rastrero no necesita un tratamiento con químicos. Basta con realizar aportes de abono orgánico.

Festuca glauca, la planta vivaz de hojas azules

Nombre científico: Festuca glauca

Nombre común: Festuca azul, Castañuela azul, Lastón

Familia: Poaceae

Clase: Apogonia

Género: Festuca

Origen: La Festuca glauca es una especie de planta herbácea, tapizante o rastrera, originaria del continente europeo.

festuca-glauca

Y, para terminar, la Festuca glauca, mejor conocida como festuca azul. Esta planta tapizante se incluye dentro del grupo de vivaces y se emplea principalmente para decorar espacios verdes.

Cuando crece, forma densas matas de color azul brillante.

Esta tonalidad tan especial se debe a sus hojas. Éstas son cintas, de hasta 23 centímetros de longitud y de color azul. Lo que realmente destaca de esta planta son precisamente esas hojas, pues las flores no guardan interés alguno.

Florece en verano.

Esta tapizante tolera las pisadas y los cortes, de ahí que se use para formar bordes o para cubrir la superficie completa de un jardín. Además, soporta ser plantada en macetas.

La Festuca glauca es la tapizante perfecta para aquellos jardines por los que sea habitual jugar, correr, o para aquellos espacios verdes que se usen como zonas de confort, para estar en familia o para llevar a cabo eventos sociales.

¿Cuáles son las condiciones de cultivo de la festuca azul?

festuca-azul

La Festuca glauca es una tapizante poco exigente. Sin embargo, sí que requiere unas ciertas condiciones para desarrollarse de forma óptima:

– Su crecimiento es correcto cuando se planta en ubicaciones tanto de sol, como de semi-sol.

– Aunque tolera cualquier tipo de suelo, pero prefiere los terrenos secos y que estén bien drenados. Es capaz de desarrollarse incluso en los suelos más pobres y áridos.

– Es muy resistente a la sequía, de hecho, cuanta menos agua recibe, más azules son sus hojas.

– Sobrevive en temperaturas frías.

Admite la poda, sobre todo si es para eliminar las hojas secas (poda de mantenimiento).

Y hasta aquí nuestro artículo de jardinería. Esperamos que de alguna manera te haya servido de inspiración para decorar tu jardín o tu casa.

Nos vemos en la próxima entrega.

 

Resumen
Plantas tapizantes, la alternativa perfecta al césped tradicional
Nombre
Plantas tapizantes, la alternativa perfecta al césped tradicional
Descripción
Las plantas tapizantes, también conocidas como rastreras, tienen un uso ornamental. Existen una gran cantidad de especies diferentes, siendo las más comunes las crasas, las perennes, las vivaces, los arbustos y las trepadoras.
Autor
Nombre de autor
Todohusqvarna.com
Logo