Guía básica de como cortar leña.
4.9 (98.46%) 13 votes

Cortar leña puede llegar a convertirse en algo complicado, por eso queremos compartir con vosotros unos consejos sobre como cortar leña de la mejor forma.

Dividir la madera, secarla, almacenarla, o técnicas de tala y desrame. Todo para conseguir una buena pila de leña que nos dure todo el invierno.

1. Elige la mejor leña.

A la hora de cortar leña lo ideal son árboles saludables y que no estén podridos, y no debe ser una leña ni dura ni blanda, un término medio será lo más conveniente.

La leña dura es muy buena proporcionando calor, como el haya o el abedul, pero las altas temperaturas pueden llegar a dañar o quemar nuestra estufa. La leña blanda de árboles como abetos o pinos tiene menor valor como combustible, apenas nos proporcionará calor. Lo recomendable es mezcla de leñas, blandas y duras.

2. Cómo cortar leña

Debemos elegir una motosierra para tala, desramado y corte transversal, pero debemos tener cuidado, ya que si no somos profesionales o no estamos acostumbrados a trabajar con motosierras podemos hacer un mal uso de la máquina.

Para hacer un buen uso de la motosierra y sacar el máximo partido a cortar leña, os recomendamos el “Manual de Uso de Motosierras” que podéis descargar de forma gratuita haciendo click en la imagen.

cortar leña

En aquellas zonas con inviernos fríos, esta es una buena época para cortar leña. En este momento, no se está filtrando sabia a los árboles, por lo que están menos húmedos y se convierten en un buen combustible para dar calor.

3. Cómo cortar leña de forma segura.

No solo debemos preocuparnos por trabajar con una máquina adecuada, también debemos prestar atención a la ropa y complementos que usamos al cortar leña.

Es importante utilizar un equipo de protección personal, como casco, orejeras, gafas protectoras o ropa y calzado diseñado para este tipo de trabajos, que incorporan elementos de protección y seguridad.

4. Cómo dividir leña.

Lo mejor para dividir los leños en dos es un hacha. Para trabajos pequeños un hacha de división funcionará perfecto.

Para trabajar correctamente en la división de leños, necesitaremos una superficie elevada para apoyar las piezas y cortarlas. Cuando trabajamos con un hacha no debemos hacer demasiada fuerza, dejemos que el peso del hacha trabaje solo, así también evitaremos lesiones.

Cuando trabajemos con leños de volumen más grandes, el hacha se nos quedará pequeña y tendremos que recurrir a una motosierra.

5. Secado y almacenamiento de la leña.

Una vez que la leña está cortada, debemos secarla, en el caso de que esté húmeda. Las mejores condiciones para secar la madera,  es en primavera y verano. El secado de la madera debe ser al aire libre, en un lugar seco y elevado, si puede ser, donde les de el sol y el viento para que la leña seque correctamente.

¿Por qué lo del lugar elevado? Si ponemos la leña en el suelo, está puede absorber humedad del suelo. Debe estar un poco elevada, podemos ponerla encima de unos palets, y la leña cortada no debe estar demasiado junta entre sí, para que le aire pase entre las piezas.

Pues ya estamos preparados para cortar leña, secarla, almacenarla y consumirla.

¡Qué tengáis un cálido invierno!