Botrytis, una de las enfermedades más comunes de los cultivos hortícolas
5 (99.77%) 434 votes

Volvemos un día más con una nueva ficha, pero esta vez nos alejaremos de lo habitual, pues hoy no analizaremos las características de una planta. En este nuevo post detallaremos las particularidades de una de las enfermedades más comunes en la vegetación, la Botrytis.

También conocida como podredumbre gris o moho gris, esta enfermedad ataca a diferentes especies, pero, los cultivos hortícolas son los que se llevan la peor parte. En concreto, las plantaciones de fresa y las de uva son las más afectadas.

Habitualmente se le conoce como Botrytis cinerea y causa la necrosis de los tejidos que infecta. Se desarrolla en los climas suaves con una humedad ambiental elevada.

Se propaga con gran facilidad.

En esta nueva entrega llevaremos a cabo un análisis exhaustivo de la Botrytis, pues estamos casi seguros que en algún momento, todo jardinero o horticultor verá como sus plantaciones son atacadas por el moho gris.

¡Vamos con ello!

¿Qué es la Botrytis y qué efectos causa en la vegetación?

Reino: Fungi

Filo: Ascomycota

Clase: Leotiomycetes

Orden: Helotiales

Familia: Sclerotinicaeae

Género: Botryotinia

La Botrytis, conocida comúnmente como moho gris o podredumbre gris, es un hongo patógeno y necrotrófico que ataca a más de 200 especies vegetales, en especial a las que se cultivan en espacios cerrados como por ejemplo los invernaderos o las estancias interiores.

Se desarrolla en climas suaves y húmedos.

Aunque esta enfermedad es más común en cultivos hortícolas (fresas y uvas), las plantas destinadas a la jardinería y a la decoración no están exentas de sufrir este mal.

La Botrytis pertenece al género Botryotinia. A este género pertenecen los denominados hongos ascomicetes que atacan de forma primaria a las flores, los frutos, las hojas y los bulbos de una especie.

Son capaces de producir la muerte celular de la planta afectada.

La Botrytis puede llamarse de diferentes maneras dependiendo del estado en el que se encuentre o, dicho de otro modo, si está en fase reproductiva asexual se denomina cinerea, y si se encuentra en forma sexual se pasaría a llamar fuckeliana. Este último estado es muy poco habitual por lo que el nombre más extendido es el de Botrytis cinerea.

Dicho esto, lo que a continuación se analizará será la Botrytis cinerea.

Las características biológicas de la Botrytis cinerea

características-botrytis

La Botrytis, desde el punto de vista biológico, se caracteriza por su gran cantidad de esporas asexuales (también conocidas como conidios). Los conidios son ovalados y se sitúan en el extremo de conidióforos largos, de color gris y muy ramificados. Estas estructuras microscópicas se asemejan a los racimos de uva.

Durante el invierno, el hongo hiberna en el suelo en forma de pequeños nódulos de consistencia dura (esclerocios o micelios), que crecen sobre las plantas que se encuentran en proceso de descomposición.

Cuando el clima es húmedo, libera sus conidios para que el viento los disperse.

El patógeno muestra actividad incluso cuando la temperatura es muy baja, llegando a causar pérdidas considerables en las cosechas que se han mantenido almacenadas durante un largo periodo de tiempo.

La Botrytis ataca a las plantas débiles.

Las esporas germinadas no penetran directamente en los tejidos de las plantas sanas, lo hacen en las especies vegetales que tienen alguna herida causada por insectos, podas o granizadas. Por ello, hay que prestar especial atención en las cosechas, ya que una vez que se infecten con la Botrytis, ésta se propagará con gran facilidad.

Si observas heridas en alguna de tus plantas, debes actuar con rapidez.

Tipos de Botrytis

botrytis-viticultura

La Botrytis puede desarrollarse de dos formas diferentes, de ahí que se considere que existen dos tipos de esta enfermedad, a saber:

  • Botrytis endógena: es la que se desarrolla de manera interna por lo que se considera la más compleja a la hora de su erradicación. Produce la pudrición interior de la planta y los síntomas son muy difíciles de ver a simple vista.
  • Botrytis exógena: el hongo ataca desde el exterior hacia el interior, y no al contrario. Los cultivos que se encuentren más maduros son los que antes se verán afectados por esta enfermedad pues, los más verdes, tienen una concentración de acidez más alta, lo que impide la penetración de la bacteria. Es más sencilla de detectar pues los efectos se pueden ver con tan solo mirar la planta.

¿Cuáles son los efectos de la Botrytis en los cultivos? ¿Y las causas de la enfermedad?

Como ya se ha mencionado anteriormente, la Botrytis cinerea afecta a hortalizas, plantas ornamentales, frutales, etc., y sobre todo a las especies que se cultivan en espacios cerrados como los invernaderos o la estancia interior de una vivienda.

Es capaz de afectar a más de 200 especies, pero, los cultivos más perjudicados son los de la fresa y los de la uva.

En general, los efectos que causan son los siguientes: el tejido afectado acaba oscureciéndose y, algunas veces, se reblandece. Estas partes terminan por morir.

Dado que las plantaciones de fresa y uva son las más afectadas por esta enfermedad, veamos detenidamente qué consecuencias tiene la Botrytis en estos cultivos.

La Botrytis en la viticultura

botrytis-vid

Para los viticultores, la podredumbre gris es un gran quebradero de cabeza. Muchas veces es tan perjudicial que las consecuencias repercuten directamente en sus bolsillos, pues se traduce en una pérdida de dinero importante.

Este hongo hace que la uva se seque.

Cuando la uva se reseca, su concentración de azúcar y de elementos sólidos se dispara, Como comprenderás, para los paladares habituales de vino, no es lo idea, pues los sabores no se encuentran equilibrados.

El producto final estará mucho más concentrado.

Además, puede afectar a la fase de producción de vino haciendo que la fermentación se vuelva más compleja. ¿Cómo? Pues de la siguiente manera: la Botrytis produce un antifúngico que mata a la levadura, causando que, en muchas ocasiones, se tenga que detener este proceso antes de conseguir el nivel de alcohol suficiente para elaborar el vino.

Suele aparecer en la época en la que las temperaturas son suaves y en la que la humedad ambiental es elevada. Se desarrolla de forma óptima en periodos de lluvia abundante y en cualquier circunstancia en la que la superficie de la planta se encuentre mojada durante mucho tiempo.

Si a esto le añadimos la existencia de heridas en hojas, tallos o flores, la germinación del patógeno será inevitable.

Los efectos de la Botrytis se pueden ver a simple vista ya que cuando está activo, los tejidos afectados comienzan a pudrir y en ellos aparecen manchas. Con el paso del tiempo, la superficie pasa de estar manchada a estar cubierta por una capa de moho gris.

Si no se soluciona, la planta morirá.

¿Puede la Botrytis convertirse en algo positivo?

En casos muy excepcionales, la Botrytis puede llegar a tener efectos positivos en las uvas producidas. Hay ocasiones en las que el vino obtenido de las uvas que se han visto afectadas por esta enfermedad es extraordinariamente bueno.

Pero sólo en ocasiones.

Cuando las condiciones climáticas son las idóneas y las labores de cultivo son de elevada precisión, la uva pasa de ser una fruta enferma a convertirse en la materia prima perfecta para elaborar vinos especiales.

La Botrytis en la horticultura

botrytis-fresas

Para los horticultores, las cosas no son más alentadoras.

Este hongo tiene efectos económicos importantes en frutas blandas como las fresas o las flores. Es habitual que se desarrolle como consecuencia de un mal corte o una poda mal hecha. Por ello, es sumamente importante mantener en perfecto estado las plantaciones.

Cuando la Botrytis afecta a los cultivos blandos (fresas), a diferencia de los que sucedía con los de uva, éstos deben desecharse por completo, pues no son aptos para el consumo humano.

Para prevenir esta enfermedad se deben mantener los campos bien ventilados, así se consigue evitar que la humedad quede retenida en las hojas o los frutos de las plantas.

Recuerda, la Botrytis aparece cuando hay una excesiva humedad.

La prevención y el control de la Botrytis: Medidas a adoptar

La Botrytis es una de las enfermedades más comunes de las plantas, y este hecho no es simplemente una casualidad. Se trata de un hongo muy infeccioso que se desarrolla de forma favorable en climas húmedos y con temperaturas suaves.

Ninguna especie vegetal está exenta de padecerlo y una vez que el tejido de la planta está infectado es muy complicado revertir la situación. Además, sus efectos se propagan de una forma muy rápida y sencilla.

Por ello, se recomienda recurrir a un control cultural, a un control biológico o a un control químico. Cuantas más acciones se lleven a cabo, mucho mejor.

¡Y no nos olvidemos de la prevención!

El control cultural de la Botrytis

botrytis-prevención

Para evitar la aparición de la Botrytis en las cosechas o en las plantas del jardín, se deben llevar a cabo una serie de prácticas que se denominan “culturales”. Aunque acabar con este hongo es muy complicado, si se previene desde el primer momento, tal vez, y solo tal vez, se consiga impedir que cause estragos en las plantaciones.

La prevención es sumamente importante y podrá marcar la diferencia.

Para conseguir evitar la aparición y combatir la Botrytis, es necesario hacer lo siguiente:

Evita sembrar cosechas demasiado densas y más si lo haces en condiciones de baja luminosidad. Cuanto mayor sea la plantación, más posibilidades hay de un contagio general en caso de que una planta se infecte. Basta con una sola planta enferma para que toda la cosecha muera.

Controla la aireación, calefacción y el riego de los invernaderos para tratar de mantener una humedad ambiental óptima. Tal y como hemos dicho anteriormente, un exceso de humedad puede favorecer la aparición de este hongo.

– Tan pronto como veas que algunas de las plantas de tu cosecha están infectada, retírala inmediatamente. La Botrytis es extremadamente contagiosa y puede afectar a las demás plantas de forma muy rápida.

Evita las variaciones importantes de temperatura que provoquen la condensación de agua en las hojas. De nuevo, hay que evitar que la humedad sea demasiado elevada.

Trata las heridas que se hayan hecho en los tallos, hojas o flores de las plantas con geles protectores, ya que el hongo ataca a las plantas débiles o que se encuentren en mal estado.

– Si llevas a cabo una multiplicación por semillas, usa semillas en buen estado.

No juntes demasiado las plantas para evitar una posible propagación del patógeno. Recuerda, la Botrytis es una enfermedad muy infecciosa y una vez que afecta a una planta puede propagarse por el resto de la cosecha muy rápidamente.

No son prácticas complejas, pero sí requieren un especial cuidado por tu parte. Tampoco aseguran la no aparición de este hongo, pero sí son una buena forma de evitarlo.

Todo lo que puedas hacer es positivo.

La lucha biológica

mucor

La lucha contra la Botrytis no termina con las prácticas “culturales” mencionadas anteriormente. Existen otras formas de evitar que esta enfermedad mate las cosechas.

En la actualidad, hay una gran variedad de hongos y bacterias que atacan al moho negro y lo mantienen a raya. Éstos pueden no ser tan efectivos como las prácticas anteriormente analizadas o como los métodos químicos que se analizarán a continuación, pero forman parte de las llamadas “prácticas ecológicas”.

Se puede decir que estas prácticas son respetuosas con el medio ambiente, pues no afectan ni a plantas. Tampoco tienen efectos negativos ni en los animales ni en los humanos.

Entre los hongos destacan:

– Trichoderma harzianum: se usa en aplicaciones foliares, como tratamiento de semillas y para controlar enfermedades causadas por otros hongos. Se emplea como pesticida y se considera un fertilizante respetuoso con el medio ambiente, ya que no tiene un efecto negativo en los humanos, en los animales o en la flora. Este hongo aumenta la capacidad de la planta para absorber los nutrientes necesarios para luchar contra la Botrytis.

– Mucor: género de hongos que se caracteriza por formar delicados filamentos tubulares de color blanco. Existen varias especies, de las que destacan el M. corymbilfer (se encuentra sobre alimentos en mal estado, como por ejemplo el pan mohoso), el M. mucedo (es común en el suelo y provoca la putrefacción de frutas), el M. pusillus (aparece en el pan húmedo) o el M. racemosus (moho del suelo y de los frutos en mal estado).

El control mediante agentes químicos

Este tipo de métodos se basan en la aplicación de fungicidas.

En la actualidad, se ha observado que la Botrytis es, en muchos casos, resistente a estos agentes externos, lo que provoca que la lucha contra el hongo sea decepcionante.

Sin embargo, su erradicación no es imposible.

Para un buen control, se recomienda tratar la parte aérea de la planta con pulverizaciones a base de Iprodiona, Vinclozolina o Procimidona en alternancia con fungicidas de amplio espectro. Asimismo, se aconseja llevar a cabo tratamientos preventivos durante la floración y aplicar pastas fungicidas en los tallos en los que se formen chancros.

Este tratamiento químico contra la Botrytis, debe ir acompañado de las prácticas culturales mencionadas anteriormente, pues así, aumentarán las probabilidades de éxito.

Cabe señalar que, si no sabes cómo actuar ante una plantación afectada es mejor que acudas a un profesional que pueda aconsejarte sobre los tratamientos que puedes usar y las medidas que puedes adaptar. Un mal uso de los fungicidas puede tener consecuencias incluso peores que la propia enfermedad.

Y hasta aquí nuestra ficha de hoy. Esperamos que este análisis te haya servido de ayuda en la lucha contra esta enfermedad.

Recuerda, si tu plantación o vegetación se ve afectada por Botrytis, antes de actuar, pregunta a alguien especializado en la materia. Un mal uso de fungicidas o una mala actuación por tu parte, puede tener consecuencias peores que la propia enfermedad.

Nos vemos en la próxima entrega.

 

Resumen
Botrytis, una de las enfermedades más comunes de los cultivos hortícolas
Nombre
Botrytis, una de las enfermedades más comunes de los cultivos hortícolas
Descripción
La Botrytis, conocida comúnmente como podredumbre gris, es una de las enfermedades más habituales de plantaciones de uvas y fresas. Afecta a los tejidos causándoles necrosis.
Autor
Nombre de autor
TodoHusqvarna
Logo